BIENVENIDOS A LA PAGINA DE LA TERTULIA DE ILLESCAS

BIENVENIDOS A LA PAGINA DE LA TERTULIA
Navega por ella y déjanos tu comentario.
No te cortes y dinos si algo no te gusta.
No nos molestan las críticas constructivas.


miércoles, 3 de agosto de 2011

INQUIETUDES DE LA TERTULIA, TAMBIÉN EN ZAMORA

He tropezado con un artículo de “La Opinión de Zamora” que me ha llevado a uno de los últimos temas tratados en nuestra Tertulia: Origen y motivos de los nombres de nuestras calles y plazas.
Desde mi infancia conocía una muy frecuentada de mi ciudad como calle de Calvo Sotelo, pero mis padres y cualquier persona mayor la llamaban calle del Riego.
Cuando adquirí las mínimas nociones de historia para saber quienes fueron Calvo Sotelo y el militar asturiano Rafael de Riego y Núñez, (1) no dudé en pensar que el cambio fue por motivos políticos, y viendo el artículo en cuestión creo que igual de ignorante que yo fue quien ordenó el cambio así como el 99% de mis paisanos.

Pedro Ladoire Cerne .- La Opinión de Zamora 3 de agosto de 2011
         En tiempos pasados hubo algunos entendidos y muy fanáticos de su época que creyeron que el nombre de calle del Riego estaba dedicado al Himno de la II República. Para otros, más politizados e ilustrados, dicha denominación era un homenaje y recuerdo al general Rafael del Riego y Núñez, símbolo del liberalismo revolucionario español y por ello ahorcado en la plaza de la Cebada, en Madrid. Debido a ello, durante cuarenta años del pasado siglo XX, la indicada calle del Riego, cuyo nombre se debe a un regato que discurría por aquel lugar en tiempos de la «bien cercada», la rebautizaron Calvo Sotelo.
                                                        o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o
(1) (Rafael de Riego y Núñez; Santa María de Tuñas, Asturias, 1785 - Madrid, 1823) Militar español. Miembro de los Guardias de Corps, luchó contra los franceses en la Guerra de la Independencia (1808-14). Estuvo prisionero en Francia, en donde recibió la influencia ideológica del liberalismo revolucionario.  Cuando se produjo la invasión francesa de los «Cien mil hijos de San Luis», que venía a restablecer el absolutismo, Riego encabezó la resistencia en Andalucía (1823); pero fue derrotado, capturado y ejecutado. Pervivió, sin embargo, en la memoria popular como un héroe mítico de la lucha por la libertad; la marcha que tocaban sus tropas durante los hechos de 1820 siguió sonando como himno revolucionario a lo largo del siglo XIX y fue declarada himno nacional de España por la Segunda República (1931-39).

No hay comentarios:

Publicar un comentario