BIENVENIDOS A LA PAGINA DE LA TERTULIA DE ILLESCAS

BIENVENIDOS A LA PAGINA DE LA TERTULIA
Navega por ella y déjanos tu comentario.
No te cortes y dinos si algo no te gusta.
No nos molestan las críticas constructivas.


miércoles, 21 de diciembre de 2011

CARTA ARQUEOLOGICA DE ILLESCAS - 2ª Parte - Puntualizaciones de Fernando Elena-


Comentarios al segundo resumen de Juan Bailón sobre los
AMBITOS DE PROTECCION ARQUEOLOGICA DEL TERMINO MUNICIPAL DE ILLESCAS

A.  1. “Acueducto del Perdón”.
               Ya hicimos alusión a él en los comentarios anteriores, aunque no con ese nombre. El monumento en cuestión se llamó siempre el Puente de Matajudios, aunque siempre fue un acueducto formando parte del complejo que partía del Arroyo del Cubo. Pero no creemos que fuera para traer agua al Convento de las Concepcionistas (también conocido en mis tiempos de “las monjas encerradas”). Todo el sistema surtía la fuente de la plaza de los Hermanos Fernández Criado – la más importante del pueblo con un buen caudal - con cuyo excedente se alimentaba también el llamado “pilar de arriba”. Adosada a  la tapia del Convento existió durante mucho años (?antes de la traída de agua a la plaza?) la llamada fuente de la Pocilla, pero la impresión que tenemos es que ésta se surtía del excedente de un viaje que  traía el agua hasta el convento, cuyos restos se han tratado hace tiempo en la tertulia .Está claro que hay que investigar en el Ayuntamiento y se pide un voluntario que debe preguntar también cuales son las fuentes para decir que servía a las monjas 
            No sabemos de dónde habrá obtenido el arqueólogo lo del “Perdón”. A los comienzos de la Tertulia, y ante el avance de las obras de la calle de Emilia Pardo Bazán que iba cubriendo el barranco de las Conejeras amenazando el puente en cuestión, escribimos al Ayuntamiento sugiriendo que salvara el puente, ajardinara a un  nivel inferior la zona y pasara a denominarlo oficialmente  de la Concordia, aprovechando el cambio de nombre para hacer un acto de desagravio con el embajador de Israel. No hubo respuesta escrita pero el nombre de la Concordia se dio a una de las glorietas del parque, el acueducto se enterró con precauciones arqueológicas, reproduciéndolo un poco más al oeste incluso haciendo el barranco que ya se está llenando de escombros. Puede que también le cambiaran el nombre aunque no se sepa muy bien quién perdona a quién...
Si el enterramiento se hizo salvando su futuro, no sabemos por qué se hizo la reproducción que  - sin una inscripción que lo aclare - sólo sirve para desconcertar a los historiadores futuros del pueblo.
            En los planos que acompañan al enterramiento del acueducto falta uno de planta que reflejara la situación respecto al viario.

A.  2 .”Puente de las Tenerías”
         No hay otra observación que hacer que el plural del nombre. Contradictorio además con el texto posterior (muy bien documentado) en el que se alude siempre a una solo establecimiento de tenería. El nuevo puente, ya construido pero quizá, demasiado cerca, no tiene aun resuelto técnicamente el cruce con el antiguo camino del Arroyo Vedado que, mucho nos tememos, vaya a ser suprimido en el futuro. La razón del retraso de su puesta en servicio pudiera ser además la excavación que se está realizando (lentamente al ritmo de la retirada de arcillas para una cerámica) bajo vigilancia arqueológica de la que algún día esperamos tener información, de un cementerio de origen incierto, sobre un cerro en el que debe continuarse el nuevo puente. También, en algún momento del texto se utiliza el nombre de Arroyo de la Tenería, que si bien era como le conocíamos, debe ser sustituido por el de Arroyo del Cubo.

A.  3. “El Cerrón-Valenzana- Camino del Sendero”.
          El nombre del segundo yacimiento, (lo comentamos hace poco en la tertulia) es Balanzana con B, y con a en la segunda silaba. Parece ocioso que se describa la situación dentro de la Meseta Sur de España, cuando el alcance se circunscribe a Illescas. Es una copia sin duda del estudio publicado sobre el Cerrón. Lo mismo ocurre con la descripción del paisaje, copia, palabra por palabra, del citado estudio.
            Descrito correctamente el yacimiento del Cerrón, nada se dice en cambio de los otros dos que, si como se afirma son colindantes, han sido ya absorbidos por las canteras de arcilla que en la actualidad han dejado el Cerrón como un extraño islote rodeado de excavaciones profundas.

A.  4. “Arroyo Viñuela-Camino de Cedillo a Pantoja”.
         La primera observación que debemos hacer es el nombre del Arroyo. Si bien en la autopista de peaje y en el parque nuevo, a la altura del puente de la N-401, figura señalizado con el nombre de Viñuela, en un viejo mapa militar que aportaré, en alguno de los mapas de Google, y los habitantes de Numancia de la Sagra, cuyo término atraviesa antes de desaguar en el Guatén, lo identifican como Arroyo Gansarinos. Pero es que además, la descripción que se hace del emplazamiento es sumamente ambigua. Parece que según el mapa se encuentra a ambos lados del camino y limitando al norte con el arroyo, pero en el texto dicha situación es difícil de identificar. Habrá que girar una visita a la zona para intentar aclararlo.

A.  5. “La Viñuela”.
         En este caso lo desconcertante es también el nombre, pues según el mapa catastral, linda al oeste con el casco de Illescas, concretamente las naves y urbanizaciones cercanas a la calle de Nuevo Toledo, no roza para nada el arroyo que antes han llamado así, mientras que el sitio que en los mapas aparece como “La Viñuela”, se encuentra a más de un kilómetro hacia el oeste. Por otra parte la descripción textual es muy sucinta y los hallazgos descritos muy limitados al parecer. Es muy probable que, a la fecha, casi toda la delimitación haya sido ya ocupada por las piscinas y el centro educacional municipal.

A.  6. “Casco Urbano de Illescas”.
        El tratamiento que se da a nuestro casco también es de lo más flojo de esta carta arqueológica, por lo demás tan acertada. En realidad se trata solamente de un estudio sobre la muralla, documentada hace años por la antigua archivera Sra. Alguacil y que ya fue ampliamente comentada en esta tertulia. Aportaré un croquis que en aquella ocasión elaboramos, aunque sigue sin poderse determinar el trazado en todo  el lado oeste y la situación de las puertas de Toledo y Talavera. En cambio, no es nada claro el argumento para declarar zona de protección todo el casco, pues da a entender que es sólo la existencia de la muralla lo que lo justifica, pudiéndose pensar que sólo el espacio comprendido dentro de ella puede dar lugar a hallazgos arqueológicos, mientras que en el mapa la zona viene delimitada por muchas construcciones modernas.   

Continuaremos comentando en futuras tertulias el resumen que ha hecho Bailón de la carta del Plan de Ordenación Municipal.

                                               Illescas, 20 de diciembre de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario