BIENVENIDOS A LA PAGINA DE LA TERTULIA DE ILLESCAS

BIENVENIDOS A LA PAGINA DE LA TERTULIA
Navega por ella y déjanos tu comentario.
No te cortes y dinos si algo no te gusta.
No nos molestan las críticas constructivas.


viernes, 26 de abril de 2013

EL GRECO EN ILLESCAS-SANTUARIO DE LA CARIDAD



Extracto de la conferencia  “LOS GRANDES PROYECTOS DE EL GRECO,  SANTUARIO DE LA CARIDAD DE ILLESCAS”  por   José Redondo, Catedrático de Arte de la Universidad de Castilla la Mancha el 18-Abril-2013.

En los siglos XV y XVI (España de los Austrias) la creencia en la Virgen de la Caridad de Illescas fue muy importante y las coronas sucesivas estuvieron muy vinculadas a su adoración.
La fama del Santuario se produjo a nivel nacional tras el milagro obrado  en la persona de Francisca de la Cruz y reconocido por la  Iglesia  Católica.
Con este auge,  se decide la construcción de un hospital y una pequeña ermita.
Los marinos españoles llevan la imagen a América y en la actualidad la Virgen de la Caridad “del cobre” es la patrona de Cuba.

En el siglo XVI los administradores del Santuario, toman la decisión de construir una nueva iglesia, acorde con el renombre adquirido.
Comienzan las obras en 1588 y se produce la consagración el 31-08-1600.
Se decide por los administradores encargar la decoración de la iglesia a El Greco, ya un pintor de gran renombre, probablemente el de mayor renombre.
Este hecho se considera una osadía pues es como si hoy, el club de futbol de  Illescas quisiera contratar a Messi.
Es contratado definitivamente en 1603 y realiza, tanto él como su equipo, los trabajos entre ese año y 1605.
El Greco además de artista era un empresario y se dio cuenta que no hacía negocio pintando de vez en cuando un cuadro por encargo y se especializó en grandes obras pictóricas y esculturas como  la que contrató con Illescas y otras todavía mas grandes.
Su relación con Illescas le produjo su mayor quebradero de cabeza que le supuso dos años de pleitos pero los perdía porque en el contrato aceptó una cláusula totalmente anormal para la época  pues,  dejaba en manos de los administradores de Illescas el nombramiento de los tasadores que valorarían la obra y establecerían el precio a pagar. Normalmente se nombraban varios tasadores independientes que lo hicieran.

El Santuario
Las obras están actualmente fuera de la ubicación original. En 1902 se bajan del techo y laterales del retablo.
El cuadro de la Virgen de la Caridad, tiene que ser ampliado, en su parte superior, para adaptarlo al lugar en el que se encuentra.
La esculturas de los lados del retablo de Simeón e Isaias, también del Greco, fueron destruidas en la guerra civil, así como las de la Fe y Esperanza (En dorado) que, junto al cuadro de La Caridad adornaban la parte superior del retablo con las -tres virtudes- de la tradición cristiana.
El de San Ildefonso no se hizo al tiempo de las otras cuatro pinturas y parece que existió un sexto cuadro, el de Los Desposorios de la Virgen y que debió ser muy parecido al que se conserva en Bucarest. A este respecto también se dice que el de dicha ciudad es el mismo que estuvo en Illescas y de alguna forma desapareció de aquí y apareció allí pero, no se sabe nada (Este ultimo comentario no lo hace el conferenciante).

La forma de decorar los templos así: Pintados con marco y luego fijados a la pared o techo, procede del Estilo Italiano y la razón debió ser porque resulta mucho más barato que pintar en fresco.
Su trabajo en Illescas presenta al Greco mas maduro.
El anterior retablo que pintó al de Illescas,  fue para Dª María De Aragón y casi todas las obras de éste se encuentran en el Museo del Prado.
A partir de este momento, ya no le interesa representar la realidad tal cual es sino la que él tiene en su cabeza y estira las figuras, desaparecen los suelos.
Lo terrenal y espiritual se entremezclan y hace pinturas con manchas de color, tenue y fantasmal.
Se le considera heredero del estilo de  Ticiano: La realidad se materializa con borrones de color.
Así, con manchas de color es como describe la pintura del Greco el escritor Fray Juan de Santamaría que difundió la pintura del artista.
Junto a él, Velazquez y Goya también llegaron a su madurez con ese estilo de manchas de color.

Los cuadros:

La Anunciación
Pintar para un marco  en redondo u ovalado es difícil y él lo soluciona y se ayuda para su creación dividiéndolo en dos y en esta ocasión lo hace con el atril.
Es prácticamente la encarnación de Jesús por la posición de las manos de San Gabriel.
En el búcaro con flores puede verse la vibración de la luz.

La Natividad  
Hace lo mismo, divide la obra en dos y utiliza para ello una viga vertical.
En el centro coloca al niño Jesús que se convierte en un foco de luz divina y humana.
Los cuernos del buey se sitúan dentro de la figura de la Virgen, representando la Inmaculada Concepción: Muy típico en la tradición española como dogma,  que hizo valer insistentemente ante el Vaticano.
El Greco fue capaz de pintar el movimiento y se ve en los dedos de José.

La Coronación
Tenemos en él otro cuatro ovalado en el que pinta un trono entre nubes con forma de corazón.
Sobre la corona está el Espíritu Santo que, junto a Dios y Jesús hace que la  coronación de la Virgen la realice la Santísima Trinidad.-
Representa a Dios en blanco a Jesús en granate, colores muy utilizados en la época para representarlos y a la virgen la pinta en azul. Una pintura azul muy especial que se conseguía en Venecia a partir del Lapislázuli.

La Caridad    
Quiso y tenía que pintar a la virtud cristiana de la caridad.
Esta virtud para los protestantes era la caridad como amor y ayuda al prójimo y en Roma se quería una caridad como don-amor.
En esta obra El Greco, recure a otra forma iconográfica. Innova y sitúa bajo su manto a personajes de su época (Su hijo con la mano en el pecho).
Los administradores de Illescas no estaban de acuerdo con esos personajes ni con los cuellos de lechuguilla tan gigantescos. Estos, los cuellos, fueron los que molestaron más a los patronos de Illescas que llegaron a contratar a otro pintor para quitarlos y  que se  vuelven a poner cuando son restaurados por   Jerónimo Seisdedos y se pintan pobres y mendigos, mas a gusto de los administradores.

San Ildefonso
A esta obra se la considera una de las pinturas más importantes de la pintura española e incluso Universal.
El Greco pinta al Arzobispo de Toledo y nos lo representa como un intelectual, vestido con ropas de su cargo, con la típica mesa y suspendiendo la escritura  queda fijo en la imagen de La Virgen que se le hace presente en su visión.



En Agosto de 1936 el Director del Museo del Prado se entera de que los cuadro de Illescas están mal guardados en una cueva y lo denuncia ante la Junta de Incautación  que ordena sean llevados a Madrid y para ello vienen los empleados de dicho Organismo y las gentes de Illescas no se lo permiten. Regresan a Madrid sin ellos y vuelven ya con militares y milicianos que se los llevan.
Cuentan que uno de los milicianos dijo: Hay que ver que perdida de tiempo, salvar estos cuadros en lugar de estar en el frente matando fascistas. ¡¡Son del Greco¡¡¡ le dijo otro miliciano, al parecer mas cultivado, a lo que contestó el primero ¡¡¡¡Muy bien, por un  camarada se hace lo que sea¡¡¡¡¡¡¡
Llegan los cuadros al Banco de España, se guardan en una caja fuerte y se entrega la llave al Alcalde de Illescas.
En un control para ver su estado resultó que a los dos meses de estar en allí, se habían llenado de hongos y su estado era lamentable, debido a la humedad.
Son llevados al Museo del Prado y Jerónimo Seisdedos los restaura y los salva y en n1943 regresan a Illescas.      


Fernando Alejo 

No hay comentarios:

Publicar un comentario