BIENVENIDOS A LA PAGINA DE LA TERTULIA DE ILLESCAS

BIENVENIDOS A LA PAGINA DE LA TERTULIA
Navega por ella y déjanos tu comentario.
No te cortes y dinos si algo no te gusta.
No nos molestan las críticas constructivas.


lunes, 22 de abril de 2013

RESUMEN TERTULIA DEL 11 DE ABRIL DE 2013, POR FERNANDO ELENA


No tratamos ni la mitad de lo previsto. Reunión de la Tertulia del 11 de abril de 2013


            Eramos siete a las 20 h cuando comenzó la reunión, en el local de las Cadenas, como de costumbre, pero llegamos a ser doce al terminar, incluida Cristina que se pasó buena parte de ella con nosotros. Se habían excusado Felipe, Marivi y Miguel, aunque el primero se incorporó a ella y estuvo durante mas de media reunión.
            Yo había enviado una larga serie de posibles temas y Emilio aporta una valiosa colección de fotocopias que veremos en la reunión siguiente.
            Empezamos comentando el gran cuadro histórico de Ferrant que existe en el Santuario de la Caridad y los errores que ya recoge el libro de Romo: la situación relativa de la torre que se ve en el fondo y el plano que está considerando Cisneros mostrado por el arquitecto que corresponde al Santuario que se construyó cien años después de la supuesta visita de aquel a las obras del Hospital.[1]
            Anunciamos después la intención de Diego de organizar un emisión semanal en Radio Illescas sobre los cincuenta años últimos de nuestra historia.  Va a comenzar el próximo dia 15.
            A continuación informamos que nuestro vecino Julián Saudí ha quedad finalista del Premio Azorin. Ha escrito ya tres novelas, aunque no se han publicado todavía, una de las cuales ha tenido la amabilidad de dejarme leer.
            Y yo comento dos páginas de un viejísimo periódico del 1786 (encontrado por casualidad en Internet) en que se recogen dos noticias sobre Illescas: una, el anuncio de las ferias, con “muy buenas mulas”..., la otra, de una que había sido vendida a alguien de fuera, pero que se había vuelto ella sola aquí, a su pesebre,  por lo que se ponía de disposición de quien acreditara ser su dueño. Ello da origen a varios comentarios sobre la capacidad de los animales de retornar, incluidas el caso  más especial de las palomas mensajeras.
            También se anuncia que el próximo 18 se celebrará en la Caridad una conferencia sobre el Greco dentro de un ciclo organizado por la Caja Castilla La Mancha en los 400 años de su muerte. En una de ellas que se celebra en Toledo ha estado Felipe que vuelve informando sobre su desarrollo, que no ha incluido nada nuevo.   
            Ninguno de los presentes tiene noticias de la venida al Convento de concepcionistas de un grupo de 10 jóvenes francesas para hacer una especie de noviciado, cuyo rumor recogimos en su barrio.
            Y no recuerdo exactamente cómo,[2] caemos en la ya tradicional discusión sobre el alcázar o castillo de Illescas, sobre su situación (en el emplazamiento del cementerio viejo – Coso igual a castillo según Romo -, o junto a la puerta del Sol unido a la muralla) e incluso sobre la posibilidad de que fueran dos edificios distintos, coetáneos o sucesivos. Aportaremos en la próxima reunión una documentada comunicación de nuestra antigua cronista Sra. Alguacil a un simposio de historiadores, que esperamos pueda zanjar el debate.
            Hago notar que también he encontrado en la hemeroteca la esquela mortuorio de D. Alberto Aguilar (año 78) en la que la orden de los Infanzones es calificada como “real” y no como “imperial” como había  aparecido en algunos documentos anteriores.
            Y aportó algunas conclusiones de un trabajo anterior (de pobres fuentes) sobre la nomenclatura de las calles de Illescas. No centramos en aquellos nombres cuya explicación no está clara y hablamos de quién podría ser Altolaguirre que tiene calle cercana al Arco de Ugena.  Emilio aporta que podría ser un general de la Guardia Civil, médico también de la sanidad militar, que habitó durante la Guerra Civil en la calle Real enfrente de su casa. Ignora por qué se le dedicó una calle y aporta además que, cuando la visitó, hizo un comentario de queja sobre la humildad de la que se le había dedicado... En esa calle, y en no muy buenas condiciones, estuvo el archivo municipal de Illescas,
            Alguien dice que la llamada huerta de las Animas estaba situada junto a la fuente de abajo donde Pelayo, el carpintero, construyó después un edificio. Y otro, que habita al final de la calle del Coso, argumenta a favor de la situación allí del castillo diciendo que desde su casa se divisa todo el contorno...
            Y también volvemos a caer en la historia de los sucesivos cementerios del pueblo: junto a la Parroquia, junto a la iglesia del Salvador y al final de la calle del Coso. El que se encontró cerca del Arroyo de la Tenería y no lejos del desaparecido camino del Boquerón (pendiente de informe arqueológico) pensamos que fue para los muertos de una de las epidemias de peste en un intento de alejarlos del núcleo urbano. Se aporta que durante estos sucesos había un personaje llamada “probadora de la peste” cuya misión era impedir que los ricos fueran tratados como los demás.[3]
            Pedimos a Juan que complete su reportaje fotográfico sobre los arroyos .de nuestro término municipal con el de las Cárcavas, que sirve en algún trozo como límite, incluso con la comunicad autónoma de Madrid. Contesta diciendo que todavía tiene pendiente el final del arroyo de la Viñuela y que cuando lo complete, hará el de las Cárcavas.
            Yo recuerdo en honor a Juan José que, hace muchos años, ya propuso que la comunicación entre los tertulianos se hiciera por medios informáticos. Hoy es ya prácticamente una realidad y nos permite hacer conocer múltiples documentos para los que antes debíamos recurrir a las fotocopias.
            El propio Juan José con su afición a las etimologías, propone un posible origen judío de la palabra “mazapán”. Dice que sería el pan de la suerte que se tomaría el día octavo después de los siete en que, siguiendo su religión,  se va encendiendo cada día una candela. Se llama , en sefardi, “masalpan” emparentado con el “martius panis” latino.
            Y sale a conversación el Cerrón. Felipe dice que el verdadero poblado estaría más allá del arroyo de las Dos Villas (para nosotros el arroyo de Yuncos) en el sitio llamado ahora Doña Jerónima, del término de el pueblo vecino.... Y he anotado palabras cuyo sentido se me escapa ahora al intentar redactar estas notas: “El Cerrón no era un templo; ¿un tiv? (sic); defensivo Cerrón; santuario como defensivo de las almas y de los cuerpos; castro para preparar silos”... Es evidente que, al final de la reunión, estaba ya mas pendiente de las cuentas de las consumición que dejan 6,60 € en el fondo que del hilo del debate que todavía se mantenía.  Perdonadme y lo aclararemos en la próxima reunión.
            La mayor parte de los temas de discusión previstos se quedaron en el tintero. Seguiremos con ellos también en la próxima, mas los que aportéis los demás. Será el día 9 de mayo en el lugar y hora de costumbre. Os esperamos.  




[1]    Sería conveniente investigar en las actas de la FUNCAVE de  finales del siglo XIX, de quién fué la iniciativa de pintar este cuadro, en qué fecha exacta y cuánto se pagó por él .
[2]    El motivo fue el comentario de la visita que hizo Francisco I de Francia, “prisionero” en España a su prometida la hermana de Carlos I, entrevista que tuvo lugar en el alcázar de Illescas, según un documento aportado por Felipe en la reunión anterior. Lo más probable es que fuera en realidad en el palacio que existió justo donde estamos reunidos.
[3]    Espero que en la próxima quien habló de ellos nos recuerde en qué consistía su actividad concreta, que he olvidado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario