BIENVENIDOS A LA PAGINA DE LA TERTULIA DE ILLESCAS

BIENVENIDOS A LA PAGINA DE LA TERTULIA
Navega por ella y déjanos tu comentario.
No te cortes y dinos si algo no te gusta.
No nos molestan las críticas constructivas.


jueves, 19 de septiembre de 2013

INQUISIDORES ILLESCANOS DEL SANTO OFICIO

La Inquisición española o Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición fue instituida en 1478 por los Reyes Católicos para mantener la ortodoxia católica en sus reinos pero, como no existía la libertad de culto y por tanto se entendía que todos los súbditos deberían ser católicos, este tribunal aplicaba sus competencias sobre los cristianos bautizados (Solo tenía competencias para aplicar sus normas a éstos) y sobre todos los demás, aunque no lo estuvieran.
No fue un invento español, ya en la  Francia de 1184 el Papa Lucio III creo una para combatir la llamada herejía albigense que culminaría con la práctica aniquilación de los Cataros.
Ésta organización represora al servicio del poder quedó liquidada en 1834 durante el reinado de Isabel II pero, ya en las cortes de Cádiz se había aprobado su abolición por mayoría absoluta en 1812.

En varias ocasiones me ha sorprendido que nuestro historiador de Illescas  de referencia, Francisco Romo De Arce, en sus obras relativas a nuestro pueblo, no haya tocado el asunto de la inquisición y la explicación puede estar en que no debieron ser muchos los  procesos abiertos por el Santo Oficio en la localidad y además,  en general, en Castilla se presto poca atención a las herejías.

En el Boletín de la Real Academia de la Historia, tomo 11 de 1887, he localizado un apartado denominado La inquisición Toledana - Relación contemporánea de los autos y autillos que se celebraron desde el año 1485 al 1501. En ésta, se lista entre otros muchos de diferentes lugares, un proceso contra  la illescana Aldonza Rodríguez,  entre 1486 y 1488, se entiende que fue por judaizante, (Cristiano que practica ocultamente ritos judíos o  judío converso que, en el siglo I, sostenía que no bastaba con practicar la doctrina de Jesucristo sino que además, debía mantener la observancia de la ley mosaica “Torah”).

El motivo de escribir sobre este asunto lo ha motivado el  hecho de  que al investigar acerca del Convento Mercedario de la calle Tirso de Molina, he encontrado un artículo  del religioso y escritor toledano José Carlos Gómez-Menor Fuentes, en el que relata lo que se llamó “El proceso e información de limpieza de sangre que promovió el licenciado Rodrigo de Yepes para lograr el titulo de notario de la Inquisición en la villa de Illescas”
Este clérigo natural y vecino de Illescas, había nacido hacia 1620, estudiado Derecho y contaba a la sazón con unos 34 años cuando solicita la notaría del Santo Oficio el día 17 de Marzo de 1653, tratándose de un personaje de prestigio en la villa y comarca.
Para ello presenta su árbol familiar hasta abuelos inclusive, todos ellos, como él, illescanos  y que fue  ampliado posteriormente con el de sus bisabuelos tras algunos reparos puestos a la limpieza de sangre de su abuela materna, Inés Álvarez que al final se aclaró que era una persona distinta a otra del mismo nombre, acusada de judaizante y  “reconciliada” de Toledo.
Nuestro protagonista llevaba la profesión en su historia paterna pues, su bisabuelo Alonso de Yepes, casado con Catalina Martínez de Figueroa, había sido notario del Santo Oficio y el hermano de ésta, el doctor Pedro de Figueroa, había ejercido como comisario de la misma Organización, ambos también en  Illescas.

En Mayo de 1653 deposita el pretendiente 600 reales para los gastos de la información y en Junio llega al pueblo el juez comisionado para iniciar el proceso, tomando declaración a los testigos  que fueron todos favorables al Licenciado Rodrigo de Yepes.
Entre los numerosos declarantes figuran:
Licenciado Francisco del Salto y Castilla, abogado, natural y vecino de Illescas;
Juan Bautista de Piña y Zamora, también de Illescas; los  Licenciados Francisco de Vega y Diego de Rojas, ambos presbíteros y beneficiados de la iglesia local y entre otros, Gabriel de Azaña que hace un gran elogio del pretendiente.
La información continuó en Casarrubios del Monte, lugar de precedencia de sus bisabuelos  maternos Diego Ramírez y Lucía de Mena; Juan de Villasante y Aldonza Ruiz.

Un año después de iniciado el expediente,  fue aprobado a favor del Licenciado Rodrigo de Yepes quedando clara su limpieza de sangre y por tanto merecedor del cargo que había solicitado de NOTARIO DEL SANTO OFICIO DE LA INQUISICION DE ILLESCAS.

Fernando Alejo Almendros, Illescas, 15-09-2013


Esta información y el expediente completo se encuentran en el Archivo Histórico Nacional. Inquisición de Toledo, legajo 484, expediente nº 7



   
 


Artículo destacado



No hay comentarios:

Publicar un comentario