BIENVENIDOS A LA PAGINA DE LA TERTULIA DE ILLESCAS

BIENVENIDOS A LA PAGINA DE LA TERTULIA
Navega por ella y déjanos tu comentario.
No te cortes y dinos si algo no te gusta.
No nos molestan las críticas constructivas.


domingo, 5 de julio de 2015

FERNANDO & FERNANDO

El pasado 21 de Junio, Bailón publicó un artículo convencido de resultar interesante para los contertulios y visitantes del blog. Hasta ahora el único comentario sobre dicho artículo lo ha subido Fernando Alejo, y a su negativa y escéptica apreciación le contesta el otro Fernando, Elena, lo siguiente:

El otro día en la Biblioteca, viéndote con tu nieta y la ternura con que la hablabas, resultabas difícil de identificarte con el que contesta a Juan en el blog de la Tertulia. Y es que el Fernando cordial y cercano que conocemos habitualmente tiene poco que ver con el radical que “te sale” cuando pretendes profundizar en algunos temas.
¿Cómo las creencias afectan a las investigaciones de los científicos?, Ni más, ni menos... El tema de la objetividad y la subjetividad. Entre los que investigan, como en todas las profesiones, hay sinvergüenzas: gentes que pretenden ascender en la consideración de los demás y que no repugnan medios para conseguirlo y gentes que directamente se dejan comprar por intereses más o menos espurios falseando sus conclusiones. Pero la gran mayoría, lo que quieren simplemente es disfrutar procurando aportar descubrimientos con qué hacer avanzar los conocimientos de la Humanidad. Aunque parece demostrado que es casi imposible liberarse de los “parties prises”, que su familia, su infancia, sus maestros, la cultura dominante y tantas otras variables han dejado en su personalidad y que van a influir por ello en sus afirmaciones.
Pero para eso están los otros científicos que intentarán descubrirle dónde empiezan los juicios de valor y dónde la verdad con mayúsculas. Argumentar objetivamente es una de las tareas más nobles del ser humano. Pero de las más difíciles.
Sentado esto, y con la mayor humildad, creo que se puede reconocer valor histórico a la entrevista de Francisco I y el emperador Carlos en el palacio de Illescas, sin sentirse coaccionado por las grandes tendencias sobre el origen del hombre y de la tierra. E intentar hacer historia objetiva, es decir verdadera. Sin perjuicio de estar universitariamente atentos a cómo evolucionan los conocimientos en relación a aquellos temas que tu consideras más importantes (probablemente lo son) y sin pensar que los demás esconden tras de máscaras sus servicios al sistema que rodea a las ciencias actualmente.
Que hay mucha morralla, no cabe duda, Que los procedimientos científicos para llegar a la certeza están también sometidos a  un margen de error, sin duda. Que el científico tiene que ser por tanto humilde y aceptar que sus afirmaciones son en alguna medida provisionales y probablemente serán rebatidas o matizadas por otros en el futuro, evidente.
Pero en tu artículo, después de recordarnos de una forma poética lo poco que es la Tierra y la lógica tendencia al bien común que deberíamos tener sus habitantes, el que adopta una actitud orgullosa eres tú.
Yo diría que el conjunto de certezas “vendidas” por las instituciones políticas, religiosas, militares y, más que ninguna, las económicas, es manifiestamente mejorable. Y que no debemos dejar de denunciar cuantos defectos y mentiras se nos quieran “colar” como certezas. Pero, todo ello usando también métodos científicos y evitando por tanto caer en radicalismos sin suficiente base. Prudencia sería, me parece, lo correcto lanzando hipótesis como lo son la mayor parte de nuestras afirmaciones, pendientes de pruebas...
Perdona. Me he enrollado y desde luego yo mismo no soy capaz de guardar la compostura ante determinados hechos, Pero vamos a combatir por conseguirlo advirtiendo al errado cuando proceda.
Un abrazo Fernando ciudadano del mundo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario