BIENVENIDOS A LA PAGINA DE LA TERTULIA DE ILLESCAS

BIENVENIDOS A LA PAGINA DE LA TERTULIA
Navega por ella y déjanos tu comentario.
No te cortes y dinos si algo no te gusta.
No nos molestan las críticas constructivas.


viernes, 22 de septiembre de 2017

LA RADIOFONICA DE SEPTIEMBRE

Adelantada en fecha mensual y semanal para hacerla coincidir con la breve estancia en Illescas de nuestra contertulia Lucy en su segunda visita a España.
Hemos retrasado a fecha de hoy la tertulia de café, para así dar la bienvenida a Luci en la radiofónica, y el adiós en la de tarde, pues mañana mismo regresa a Bon, su ciudad de residencia,
Faltan unos segundos al principio de la grabación que por error no fueron grabados.
Seguimos sin concienciarnos instintivamente de la necesidad de aproximarnos a los micrófonos, por lo que en ocasiones no se nos oye muy bien. Somos jóvenes y nos acostumbraremos.

lunes, 11 de septiembre de 2017

EL DESASTRE NAVAL DE LA HERRADURA

Como en múltiples anteriores ocasiones he manifestado, mi ignorancia es tal, que ruego perdonéis si muchas de las curiosidades e historias que publico con la intención de que despierten el mismo interés que han despertado en mi, os resulten tediosas por ser quizás ya conocidas. Ésta. no recuerdo haber leído nunca nada sobre ella.

El desastre naval de La Herradura


Al entrar en La Herradura, Granada, se observa una gran escultura de bronce en el paseo de la playa. Es el monumento a los que perdieron la vida en un día aciago. La profunda bahía de La Herradura esconde los restos de 25 naves de la Armada española y miles de personas. El desastre naval de La Herradura ocurrió el 19 de octubre de 1562, provocado por una tormenta sin precedentes en la zona.
El 18 de octubre, 28 galeras, cargadas de víveres, soldados y sus familias zarparon bajo el mando de don Juan Hurtado de Mendoza y Carrillo, capitán general de Galeras en el Mediterráneo. Mendoza fue uno de los marineros más experimentados de la época, y sirvió durante el reinado de Felipe II, que en aquella época consideraba el control del Mediterráneo como primordial en su defensa ante la creciente amenaza del imperio otomano.
         Monumento en la playa de La Herradura en honor de los que perdieron la vida
Una fuerte tormenta tomó la flota por sorpresa, por lo que Mendoza decidió cubrirse en la profunda bahía de La Herradura, retrocediendo desde Málaga. Se trata de una bahía que se abre hacia el suroeste. Pero en la mañana del 19 de octubre, la tormenta regresó inesperadamente, ahora soplando desde el sur. Esto hizo que los barcos colisionaran unos contra otros, así como contra el acantilado.
25 de las 28 galeras se hundieron y algunas fuentes hablan de casi 5000 personas muertas. Los 3 barcos que sobrevivieron: La Soberana, Mendoza y San Juan, buscaron refugio en la cala de Los Berengueles. Los otros quedaron en el fondo del mar, junto a los miles de tripulantes. Unas 2000 personas consiguieron escapar nadando hacia la costa. Muchos de ellos eran esclavos de galera, porque tenían poca ropa y mejor constitución física.
Este suceso fue un verdadero desastre para la Armada española, que acababa de sufrir una terrible derrota en la batalla de Djerba. Sin embargo, Orán y Mazalquivir fueron defendidos con éxito ante los otomanos.

Con tantos muertos, este trágico acontecimiento se convirtió en uno de los naufragios más famosos sufridos por el reino español. Tanto es así que fue mencionado incluso por Miguel de Cervantes en el Don Quijote: “…que era hija de Don Alonso de Marañón, caballero del pueblo de Santiago, que se ahogó en La Herradura…”.
La ubicación actual del naufragio es un misterio absoluto; y localizar parte de él todavía sigue siendo un sueño para muchos buceadores ávidos de descubrimientos. Durante la historia española nunca se habían hundido tantos barcos en una área tan pequeña, pero tras más de cuatro siglos y medio de corrientes marinas cambiantes y el deterioro que provoca el agua salada, los tesoros que pudiera transportar la flota aún permanecen ocultos.
Existe poca pero excelente bibliografía al respecto de este acontecimiento, pero nada mejor que acudir a las fuentes originales, las mismas que relataron en su día el suceso, y que el Instituto de Historia y Cultura Naval de la Armada Española nos ofrece:

“ … Don Felipe dio órdenes prestas para poner en astillero las quillas de otras tantas que reemplazaran las perdidas, convocando en Barcelona maestranza de todos los puertos de España haciendo traer árboles de Flandes, remos de Ñapóles, arcabuces
y picas de Vizcaya; y mientras la fábrica avanzaba por sus pasos, agregó a la escuadra de galeras de España, de D. Juan de Mendoza, algunas genovesas, juntando 28, reforzadas con 3.500 infantes para atender preferentemente la costa de Valencia y la plaza de Oran, amenazadas. A la última había de acudir primero con municiones, y ya que las había embarcado en Málaga, dio pasaje a mujeres y familias enteras de soldados, admitiendo en la Capitana dos niños pequeños, hijos de D. Alonso de Córdoba, conde de Alcaudete, nietos de D. Martín.

El 18 de Octubre de 1562, concluida la faena, empezó a soplar mansamente de Levante, viento para el que la playa de Málaga era desabrigada y peligrosa. Sabíalo muy bien D. Juan de Mendoza, criado en las galeras al lado de su padre D. Bernardino. Conociendo las condiciones de la costa, determinó salir de allí sin dilación y fondear en La Herradura, que es un ancón situado 40 millas al Oriente, con excelente resguardo de tal rumbo, experimentado por don Juan en dos ocasiones en que salvó la escuadra refugiándola en aquel abrigo.
Aunque contra el viento fuerte bogaron desde las dos de la noche hasta las diez de la mañana siguiente, el lunes 19 se aseguraron con dobles amarras en precaución del temporal que amagaba; mas no descargó la mayor furia de Levante, como se temía; a la media hora de ventar por este lado rondó hacia el Sur con tal violencia que no dio tiempo a levar otra vez, encontrándose las galeras sin el reparo que buscaban, batidas abiertamente.
Empezaron a chocar las unas con las más próximas, haciéndose pedazos; visto lo cual, en algunas, por salvar las vidas, cortaron los cables, dejándose ir la playa donde fueron sorbidas de la mar con la gente despedazada por la resaca o por los remos y objetos mil flotantes que en su furia movía un cabo y otro.
Don Juan estaba en la popa con una marlota roja, ceñida una tohalla, un zaragüell largo de raso pardo. Animaba a la gente, y más que nada se ocupaba de la vida de los dos niños que le estaban confiados. Al caer al agua quiso nadar; pero el golpe de un madero en la cabeza le aturdió y le echó al fondo, suerte que cupo también los niños, D. Francisco de Mendoza, hijo del Marqués de Mondéjar, al veedor Morillo, con otros caballeros, no escapando de su compañía más que el piloto, nueve marineros y trece forzados.
De las 28 galeras, que eran 12 de la escuadra de España; de Ñapóles y de particulares a sueldo de la Corona; del marqués Antonio Doria; de Bendineli Sauli, de Estéfano de Mari, dieron al través, se anegaron, 25, salvándose únicamente tres de la escuadra primera: Mendoza, Soberana y San Juan.
La pérdida de gente es difícil de estimar y fluctúa entre 2.500 y 5.000 personas, ya porque en unas no se cuentan las mujeres, ya porque otras hacen caso omiso de los infelices remeros forzados. En lo que andan conformes es en lamentar la muerte del General, porque fue de los valerosos que las galeras de España tuvieron, no habiéndose quedado atrás en la reputación heredada de su padre.

< ¡Ay Dios; felices los que plantan coles! >
Referencias: Instituto de Historia y Cultura Naval, tomo 2 volumen 3 -Naufragio en la Herradura-; AlmuñecarInfo

domingo, 10 de septiembre de 2017

¿UNA MOSCA ASTRONAUTA?

Al parecer así es. He visto en mi correo este artículo de Curistoria, y no he podido por menos de subirlo al blog, dada además, la circunstancia de nuestro estado vacacional en La Tertulia propiciando la ausencia de otros temas más comunes.
o-o-o-o-o-o-o-o-
         Curistoria - Curiosidades y anécdotas históricas


(Lanzamiento de un cohete V2)
     El animal más famoso de los que han participado de un modo u otro en la astronáutica, probablemente, sea la perra Laika. También Ham, el mono astronauta, tiene su papel protagonista en la película espacial, pero ninguno de ellos fue el primer animal en ser enviado al espacio por el humano. Ni siquiera el mono Albert II, que ya voló en 1949. Ese honor le corresponde a la mosca de la fruta, aunque dudo que esos primeros ejemplares tuvieran nombres propios como Laika o Ham.
     En temas científicos la mosca de la fruta, o mosca del vinagre, es un recurso bastante común ya que genéticamente es relevante como primer paso para la investigación, por sus similitudes con los genes humanos. En julio de 1946, poco tiempo después de la Segunda Guerra Mundial, y antes de que comenzara a plantearse de verdad salir fuera de nuestro planeta, un cohete V2, que tenía mucho que agradecer a la tecnología militar alemana del nazismo, fue lanzado al espacio. Dentro de él iban algunas semillas y moscas de la fruta.         El objetivo era conocer los efectos de ese tipo de viajes, de la altura, aceleración, y especialmente la radiación... en las moscas. Y es que las moscas, como nosotros, duermen por la noche, responden a muchas de las sustancias que incluyen los fármacos humanos y, además, se reproducen con mucha velocidad, lo que permite ver los efectos en diferentes generaciones.
     Dicho esto, tenemos que asumir que no hay un punto exacto, una altura a partir de la cual se pueda decir con certeza matemática que comienza el espacio. En cualquier caso, a partir de los 100 kilómetros de altura se puede decir que uno sale al espacio, al menos así lo determina la Federación Aeronáutica Internacional. El cohete V2 que fue lanzado desde Nuevo México el 20 de febrero de 1947, y que llevaba las moscas dentro, alcanzó los 109 kilómetros de altura. Por tanto, las moscas salieron al espacio, y lo que es más importante, volvieron vivas a la tierra. Ningún otro animal, que se sepa, lo había hecho antes.
     Son otros muchos los animales que han sido astronautas, permítanme la palabra, pero eso lo dejaremos para otro día. Hoy es momento de rendir tributo a las moscas de la fruta, pioneras.

Fuente: El pequeño gran libro de la ignorancia, de John Lloyd y John Mithcinson

jueves, 31 de agosto de 2017

UN MERECIDO HOMENAJE A ROMO; ALMA DE LA TERTULIA DE ILLESCAS

Artículo copiado íntegramente del publicado por Wilfredo Mariñas en el grupo de Facebook "Illescas Village"

  
Se me ocurrió escribir sobre la guerra civil, a su paso por esta villa, pero residía en ella tan solo dos o tres años y la biblioteca local me proporcionó un grueso libro titulado “La historia de Illescas”, muy poco se relataba sobre ese episodio tan trágico y al ponerme en contacto con su autor me lo justificó en tono sereno, —no lo hice y a propósito, no quería abrir heridas que aún no cicatrizaban—, ¡después de casi ochenta años! Tal era su sensibilidad y respeto por los bandos que en política aún hoy se alinean de un lado u otro. —Necesito de sus recuerdos pues pretendo escribir sobre ella—. Le planteé temeroso mi requerimiento. Los sábados de diez a una de los siguientes cinco meses, con la paciencia de Manoli su esposa, libreta en mano tomaba apuntes de sus recuerdos, de aquel niño que entre once o doce años discurría entre republicanos, nacionales y alemanes que en vorágine de muerte transitaron aquel otoño de 1936. Luego todas esas anotaciones se confirmaron en mis investigaciones ya en la Biblioteca Nacional, y de aquellos recuerdos mi primera novela: “Illescas 21” y para quienes la hayan leído Paquito, el niño que corre entre nacionales escondiéndose entre cuevas cada vez que los proyectiles del quince y medio silbaban en busca de las posiciones a extramuros de los republicanos es mi pequeño homenaje a este illescano que como pocos siente la pasión de la historia en su venas, generoso en la entrega de su tiempo libre, disfruté al verle compartir su pasión y por ello me emociona este homenaje que el ayuntamiento de esta villa le concede: dedicarle a don Francisco Romo de Arce Torrejón aquella calle donde está su casa, donde generosamente los sábados me abría sus puertas y sus recuerdos.
Algunos de los componentes de La Tertulia de Illescas le acompañamos en tan emotivo acto.

jueves, 17 de agosto de 2017

EL COMIENZO DEL CALENDARIO GREGORIANO

Aplicando el refranero español traigo el que dice “Quien calla otorga”, y viendo que nadie objeta nada en contra a mis últimas Entradas (aunque tampoco nada a favor) me he animado a subir este nuevo artículo de la página Historia de nuestra Historia, también interesante, y aunque es tema sabido, también es tema seguramente olvidado.

El 15 de octubre de 1582 el tiempo cambió. La gente de varios países europeos se acostó y despertaron diez días más tarde.

La razón fue que algunos de los principales países católicos del continente, entre los que estaban Italia, Portugal, Polonia y España, pasaron del calendario juliano al gregoriano.
El calendario juliano había sido el calendario oficial de Europa desde su implantación por Julio César en el 45 AC. Aquella forma de medir el tiempo era bastante precisa. Constaba de once meses con treinta o treinta y un días y febrero, que se componía de veintiocho días, o veintinueve en años bisiestos. Este calendario sólo difería del calendario solar real por once minutos y medio al año. La inexactitud minúscula podría parecer irrelevante, pero a principios del siglo XVI Europa ya tenía un “retraso” de diez días.


Esta brecha creciente entre el calendario solar y el Juliano tuvo que ser resuelta por razones prácticas. Las cosechas y las fiestas religiosas asociadas a ellas se realizaban sobre una base estacional. De hecho, Europa, todavía una sociedad principalmente agrícola en este punto de la historia, basaba su existencia alrededor del paso de las estaciones. Si la separación del calendario hubiera continuado, las fechas para las cosechas y los festivales habrían tenido que ser revisadas. 

En 1582 el Papa Gregorio XIII ordenó avanzar el calendario diez días, para corregir la discrepancia con el calendario solar. Además, se pusieron en marcha nuevos sistemas para reducir las imprecisiones del calendario. Los principales cambios fueron las reglas para determinar los años bisiestos. Además de un año bisiesto por cada cuatro, los años que también eran divisibles por cien no serían ya años bisiestos, a menos que también pudieran dividirse por cuatrocientos. Esto significó que años como 1700 y 1800 no eran años bisiestos, pero 1600 y el año 2000 si lo eran. El calendario gregoriano podía parecer un poco confuso, pero la fórmula era innegablemente eficaz. Un año en el calendario gregoriano sólo difiere de un año solar en veintiséis segundos. Esto significa que hacen falta 3.323 años para que haya una diferencia de un día entre los calendarios. Aunque el calendario fue impuesto por Gregorio XIII, él fue simplemente el hombre con poder para aplicarlo. Su creador fue Luigi Lilio, un médico italiano, astrónomo y filósofo que murió en 1576, seis años antes de que su calendario fuera implementado.


Esta brecha creciente entre el calendario solar y el Juliano tuvo que ser resuelta por razones prácticas. Las cosechas y las fiestas religiosas asociadas a ellas se realizaban sobre una base estacional. De hecho, Europa, todavía una sociedad principalmente agrícola en este punto de la historia, basaba su existencia alrededor del paso de las estaciones. Si la separación del calendario hubiera continuado, las fechas para las cosechas y los festivales habrían tenido que ser revisadas. 

En 1582 el Papa Gregorio XIII ordenó avanzar el calendario diez días, para corregir la discrepancia con el calendario solar. Además, se pusieron en marcha nuevos sistemas para reducir las imprecisiones del calendario. Los principales cambios fueron las reglas para determinar los años bisiestos. Además de un año bisiesto por cada cuatro, los años que también eran divisibles por cien no serían ya años bisiestos, a menos que también pudieran dividirse por cuatrocientos. Esto significó que años como 1700 y 1800 no eran años bisiestos, pero 1600 y el año 2000 si lo eran. El calendario gregoriano podía parecer un poco confuso, pero la fórmula era innegablemente eficaz. Un año en el calendario gregoriano sólo difiere de un año solar en veintiséis segundos. Esto significa que hacen falta 3.323 años para que haya una diferencia de un día entre los calendarios. Aunque el calendario fue impuesto por Gregorio XIII, él fue simplemente el hombre con poder para aplicarlo. Su creador fue Luigi Lilio, un médico italiano, astrónomo y filósofo que murió en 1576, seis años antes de que su calendario fuera implementado.

miércoles, 16 de agosto de 2017

Machu Picchu, más Datos Fascinantes de la Ciudadela Inca

Probablemente, los contertulios y visitantes de este blog, seguro que más versados que yo en estos temas, consideren carente de importancia este artículo publicado en la página Historia de nuestra Historia. Que me perdonen si es así, pero me ha parecido lo suficiente interesante para figurar en nuestro sitio.


Machu Picchu, la antigua ciudad inca que se eleva por encima del río Urubamba en el Valle Sagrado de los Andes, a unos 50 kilómetros al noroeste de Cuzco, Perú. Se cree que la ciudadela fue construida por el 9º gobernante del reino de Cuzco, Pachacútec hijo de Wiracocha, alrededor del siglo XV. En 1911, Hiram Bingham III reveló su esplendor al resto del mundo. Desde entonces, los arqueólogos han descubierto muchos detalles sorprendentes. Este artículo os trae 11 fascinantes hechos de Machu Picchu como una introducción a este mágico lugar.

1.- Fue un retiro seguro para la realeza
El primero de nuestros datos gira en torno a su ubicación. ¿Por qué eligieron este lugar tan alto? Los incas decidieron construir su santuario a una altura de 2.430 mts al final del famoso sendero Inca. Tal altura proporcionó una fortaleza defendible, con unas vistas del valle del río Urubamba fabulosas.


Algunos defienden la teoría de que el extenso complejo fue la última ciudad Inca. Sin embargo, esta especulación ha sido en gran medida refutada por los descubrimientos arqueológicos posteriores. Es aceptado que habrían elegido utilizar la ubicación con el interés de proteger sus tesoros. De hecho, la mayoría de los expertos hoy en día coinciden en que el sitio era el hogar de la realeza.

2. Su nombre significa montaña vieja
El nombre Machu Picchu proviene del idioma quechua local y puede traducirse como “Montaña Vieja”. El nombre es apropiado porque transmite la reverencia por la naturaleza que los Incas abrazaron. Es probable que los habitantes originarios de esta ciudadela andina consideraran a la montaña como una especie de “anciano” que había observado silenciosamente el paso de los siglos.

3. Los Incas eran grandes Planificadores y Constructores
Los incas estaban muy dotados para la ingeniería. Hay más de 150 edificios separados dentro de la zona de la ciudadela. Estos incluyen lo que los arqueólogos creen que son una combinación de santuarios, templos e incluso casas de baño. El gran número de edificios y la forma en que se presentan son indicativos de una planificación y propósito perfectos. Está claro que los incas dedicaron mucho tiempo al diseño de la ciudad.
Las ruinas contienen unas 3.000 escaleras. Muchas de ellas permiten el acceso a grandes terrazas en la ladera de la montaña que los investigadores creen se utilizaron para la siembra. Era crucial que el santuario fuera completamente autosuficiente. El complejo estaba destinado a ser habitado las 24 horas del día, los 365 días del año. Los Incas no estaban dispuestos a aventurarse fuera de la montaña una vez instalados.

4. Crearon complejos sistemas para el agua
En las ruinas se observa un complejo sistema de manantiales, canales y fuentes. Hasta el día de hoy, los arqueólogos están empeñados en explicar con precisión cómo los incas lograron construir un sistema de suministro de agua tan intrincado. Según el ingeniero y el investigador Kenneth R. Wright, los incas utilizaron un conocimiento avanzado de hidráulica para dirigir el agua a través de todo el lugar. El sistema giraba alrededor de 6 fuentes dispuestas de forma vertical.


Se ha sugerido que el sistema de riego iba más allá del uso del agua para beber y sembrar. Wright también sugiere que la disposición de los canales habría creado un relajante sonido que, siempre presente, pudo haber servido a los propósitos religiosos del lugar.

5. La construcción nunca fue completada
Los investigadores creen que los incas nunca completaron el complejo, lo que alimenta preguntas sobre por qué decidieron dejarlo. El área total es increíble, 32.592 hectáreas. Los arqueólogos todavía están descubriendo nuevas secciones de la ciudad hoy día, y nuevas terrazas se abrieron al público en 2016. La conclusión más significativa que se puede hacer de esto es que los Incas podrían haber pretendido que esta ciudadela fuese la capital de su civilización.

6. El Sol, la Luna y las Estrellas fueron Importantes
De todos los datos sobre Machu Picchu en esta lista, éste puede ser el más misterioso. Los expertos especulan que al igual que la mayoría de las primeras civilizaciones, los incas adoraban al sol. La gran variedad de templos y observatorios situados en el lugar son indicativos de la devoción inca al dios sol, Inti. Según la mitología, Inti era el antepasado primario de los Incas. Los arqueólogos han determinado que las estructuras del templo y los monumentos también sirvieron al propósito práctico de marcar los solsticios y los equinoccios. Su alineación es demasiado intrincada para ser una casualidad.
La adoración del ser humano al Sol, a la Luna ya las estrellas surgió en gran parte debido al impacto que estos cuerpos celestiales tuvieron en su supervivencia. Los incas se beneficiaron de sus observaciones astrológicas en términos de cómo las diversas épocas del año afectaban la siembra y la caza.
 Hiram Bingham, descubridor de Machu Picchu

7. Los edificios fueron preparados para los terremotos
La región peruana que alberga las ruinas es una zona inestable que ha experimentado muchos terremotos. Esto era aun problema antaño como lo es hoy. Los arqueólogos han determinado que los incas diseñaron una manera de colocar las piedras en su santuario que redujo la posibilidad de que sus estructuras se derrumbaran debido a un temblor. Las piedras en los edificios rebotan o “bailan” durante un terremoto de una manera que hace que vuelvan de nuevo a su sitio cuando el evento sísmico ha terminado. Una pregunta curiosa que quizás nunca tenga una respuesta definitiva es, ¿cómo interpretaban los Incas un terremoto en su mitología religiosa? También hay que preguntarse si estos temblores jugaron un papel importante en la eventual salida de los Incas de la ciudadela, aunque esto es menos probable.

8. Los Incas no utilizaban herramientas comunes
El número ocho de nuestros datos sobre Machu Picchu es quizás el más desconcertante. Los Incas eran gente que no usaba ruedas, herramientas de hierro ni animales de tiro. Por lo tanto, la construcción de la ciudad es un misterio que los investigadores aún no han sido capaces de resolver de manera concluyente. ¿Cómo logró el pueblo inca mover los bloques de piedra? Este hecho ha impulsado en gran medida la antigua teoría de los astronautas, que sostiene que los incas tenían ayuda más allá de las estrellas. Es la hipótesis más heterodoxa -ya sabéis que en HDNH lo somos-:), pero no parece que fuese así. Sin embargo, al igual que ocurre con las herramientas de los egipcios, sigue habiendo más dudas que certezas.

9. Hiram Bingham se llevó algo que no era suyo
Después de su descubrimiento de las ruinas, Bingham volvió dos veces con el propósito de unas excavaciones que el gobierno peruano autorizó. El estadounidense abandonó el país con innumerables artefactos incas que técnicamente pertenecían al Perú. Él dio éstos a la universidad de Yale donde permanecieron en una colección del museo hasta 2010, año en que la universidad acordó devolver los artículos después de una larga batalla legal.

Muchos están convencidos de que algunos objetos preciosos de la ciudad inca pudieron haber ido a parar a la colección privada de Bingham. A menudo referido como el Indiana Jones de la vida real, Bingham vivió en una época en la que apenas había leyes y restricciones en los hallazgos arqueológicos.

10. La razón de porque se fueron es un misterio
Ninguna lista de datos sobre Machu Picchu estaría completa sin hacer esta pregunta. Nadie lo sabe con certeza. Los eruditos han formulado muchas teorías a través de los años. Sin embargo, una de las más interesantes puede ofrecer una explicación más mundana que mística. Algunos investigadores creen que fue un brote de viruela que diezmó a la tribu Inca a principios del 1500. Otra teoría propone que hubo una guerra civil que los obligó a salir.

11. La invisibilidad salvó la ciudadela
Los conquistadores españoles vencieron a los Incas, y también destruyeron muchos lugares, sin querer o queriendo. Sin embargo, este lugar permaneció prácticamente intacto. La razón de esto es que la ubicación geográfica de la ciudad la hizo en gran parte invisible a los que pasaban por el valle río abajo. Cuando Bingham hizo su descubrimiento con la ayuda de los lugareños, la vegetación había vuelto aún más difícil encontrar el santuario. Hoy, sigue habiendo muchas áreas inaccesibles en zonas en las que hay estructuras.

Esta lista de datos de Machu Picchu es sólo una pequeña muestra de los muchos detalles increíbles de esta ciudadela Inca. A medida que sigamos aprendiendo más acerca de los misterios de los incas, continuaremos maravillándonos por esta gran cultura.

miércoles, 5 de julio de 2017

EL ÓRGANO DEL SANTUARIO


La curiosidad de nuestro contertulio Fernando Elena le animó a adquirir una publicación que inventariaba todos los órganos de la provincia de Toledo pensando encontrar allí exhaustivos datos sobre la historia del órgano existente en el Santuario de La Caridad.
No encontró tanto como esperaba, pero si suficiente para subir al blog esta sucinta radiografía del "órgano más antiguo de la provincia" según se desprende del mencionado inventario.

Datos Generales
• Localización del órgano: Tribuna en coro alto, al lado del Evangelio
• Responsable: Fundación Hospital Nuestra Señora de la Caridad. Memoria Benéfica de Vega
• Fecha de visita: 24   septiembre - 2010
Filiación
• Autor: Juan de Brevós
• Fecha de construcción: 1608. En 1743 lo reparó José Lozano. Se vuelve a restaurar en 1861 por Antonio Domínguez, organero de la reina Isabel II. La última restauración ha sido llevada a cabo por Luis Magaz en el año 2004.

Caja
• Estilo: Neoclásico en madera pintada en color marrón con algunos elementos policromados
• Castillos y torreones: 5 castillos
• Medidas: AL: 6,50 m. An.: 3,60 m. Fn.: 1,10 m.
Lengüetería horizontal de 2 h. en Ave María

Consola
• Tipo: De ventana
• Teclado: 49 notas con octava tendida. Las teclas naturales están chapadas de ébano y los sostenidos son de hueso. Un pedalero a la francesa de 13 notas más dos funciones. Dos rodilleras que accionan la trompetería
• Tiradores: Sección cuadrada con pomos torneados
• Registros: MI: Flautado, Violón, Octava, Docena, Quincena, Decinovena, Lleno, Trompeta Real y Clarín. / MD: Flautado, Violón, Octava, Docena, Quincena, Decinovena, Lleno, Corneta, Trompeta Real y Clarín.
Fuelles
Los originales están desaparecidos. En la última restauración se le ha dotado de nuevos fuelles alimentados por turbina eléctrica

Transmisiones
* Teclado a secreto: Varillas de madera
* Registros a secreto: Arboles octogonales de madera
* Integridad Sonora: Se conservan todos los tubos en muy buen estada El teclado está en perfecto estado

Estado actual
Funciona y es revisado y afinado dos veces al año por Luis Magaz
Observaciones
Agradecemos a la Fundación Hospital Ntra. Sra. de la Candad la atención que nos han dispensado en la revisión del órgano, los datos que nos han facilitado y la autorización para fotografiar el mismo.
                                                                                                        Illescas, Julio 2017            
                                                                

martes, 27 de junio de 2017

LA PREVIA A LAS VACACIONES


De los habituales solo hemos lamentado la ausencia de Fernando Alejo, quien haciendo gala de su anticompañerismo, ha preferido alargar su estancia en Vera Playa, un charquito cualquiera allá por Almería, antes de disfrutar una hora de nuestra compañía y del benigno clima de Illescas.
Desde aquí te deseamos finalices felizmente tus vacaciones amigo Alejo, y espero comprendas el sentido bromista del párrafo anterior.

En esta ocasión he advertido reiteradamente aproximarse a los micrófonos. Vosotros diréis si se nos escucha con nitidez.


martes, 13 de junio de 2017

ENIGMÁTICOS MEJICANOS: LOS OLMECAS

En alguna otra ocasión hemos hablado en nuestras tertulias y subido a este Blog algunos artículos sobre las misteriosas e intrigantes civilizaciones que unos y otros hemos dado en llamar “precolombinas”.Sin entrar en aseverar o negar esta definición, he considerado este artículo merecedor de ocupar un espacio en nuestro Blog, y seguramente también formar parte de nuestro temario en próximas tertulias.
                                                    o-o-o-o-o-o-o-o-o-o
La misteriosa civilización de los Olmecas
Por Félix Casanova el 8 Junio de 2017 Edad Antigua
México es más conocido, arqueológicamente hablando, como el hogar de la civilización azteca. Sin embargo, antes hubo otra adelantada civilización, los olmecas, que dominó la región durante casi 1000 años. Aunque hubo culturas pre-olmecas, a esta se ha la definido como la cultura madre de América Central. En otras palabras, muchos de los rasgos distintivos de las civilizaciones centroamericanas posteriores tienen su origen en esta. Pero, ¿quiénes eran los olmecas, y cómo era su cultura?
La civilización olmeca floreció aproximadamente entre el 1200 y el 400 a.C. y principalmente se han encontrado vestigios de ella en la costa sur del Golfo de México, específicamente en los estados de Veracruz y Tabasco. Aunque los olmecas tenían un sistema de escritura, sólo unas pocas de sus inscripciones han sido localizadas. Además, no hay una suficiente base para que los arqueólogos puedan descifrar el lenguaje. Como resultado, gran parte de lo que sabemos acerca de esta civilización depende de la evidencia arqueológica.
 Centro Olmeca / Zapoteco, Monte Albán, cerca de la ciudad de Oaxaca, México
Pero se ha conservado mucho de su arte. La prueba más famosa la encontramos en las llamadas “cabezas gigantes”. Estas representaciones de cabezas humanas están talladas en rocas de basalto, y hasta la fecha se han encontrado diecisiete de ellas. Miden entre uno y tres metros de altura, y parecen representar un tema común, es decir, hombres maduros con mejillas carnudas, narices planas y ojos ligeramente cruzados. Por cierto, tales rasgos físicos son todavía comunes entre los pueblos de Veracruz y Tabasco, lo que indica que pueden ser representaciones de los propios olmecas.
Escultura olmeca de bebé, 1200-900 a.C.
Además, los olmecas también produjeron versiones en miniatura de estas cabezas gigantes. Uno de estos objetos, una máscara de piedra, la podemos admirar en el Museo Británico. En contraste con las colosales cabezas, esta máscara, tiene sólo 13 cm de altura.
Aunque esos rasgos podemos observarlos en los descendientes de los olmecas, algunos estudiosos han especulado que la máscara representa una cara africana, china o incluso mediterránea. Además, hay numerosos agujeros circulares en la cara, lo que indica que los piercings podían ser moneda común. Debido a la falta de esqueletos humanos (que han sido disueltos por el suelo ácido de la selva), esta máscara es lo más aproximado que tenemos de su representación real.
Hacia el 400 a.C., los olmecas desaparecieron misteriosamente, por una causa aún desconocida. Como colapsó la civilización, está por ver. Aunque fueron redescubiertos por los arqueólogos hace relativamente poco, después de la II Guerra Mundial, no eran una civilización olvidada. Después de todo, la palabra olmeca (que significa “gente de goma”) se puede encontrar en el idioma azteca.
Representación artística del juego de pelota mesoamericano
Parece que el “juego de pelota mesoamericano”, que fue observado por los españoles cuando se encontraron con los aztecas, fue inventado por los olmecas. Como este juego implicaba el uso de una pelota de goma, esta puede ser la razón por la cual los olmecas fueron llamados así por los aztecas. Este juego de pelota y varias otras características de la civilización olmeca se pueden encontrar en las civilizaciones centroamericanas posteriores.
Como se sabe muy poco acerca de esta cultura hoy en día, se requiere aún mucho más trabajo e investigación para lograr una mayor comprensión y apreciación de su importancia para las sociedades centroamericanas posteriores. Queda aún mucho por desvelarse, pero de lo que no cabe duda es que fueron una civilización organizada y compleja.
                                                                                     Illescas, Junio de 2017 Bailón