BIENVENIDOS A LA PAGINA DE LA TERTULIA DE ILLESCAS

BIENVENIDOS A LA PAGINA DE LA TERTULIA
Navega por ella y déjanos tu comentario.
No te cortes y dinos si algo no te gusta.
No nos molestan las críticas constructivas.

domingo, 19 de noviembre de 2017

LA TRISTE MUERTE DEL CARDENAL CISNEROS



     En el invierno de su vida, Cisneros, de 81 años, partió con entusiasmo al encuentro del hijo de Juana, por el que se había partido la cara frente a la nobleza castellana; pero el joven monarca retrasó la reunión y dejó que el cardenal se muriera sin concederle su último deseo. 
    Francisco Jiménez de Cisneros, el cardenal, inquisidor y político más influyente de España, sostuvo el Reino de Castilla en uno de los peores momentos de su historia. En 1506, la muerte de Felipe I de Castilla, «El Hermoso», sumió a Juana de Castilla en la locura. Junto a parte de la Corte, la hija de los Reyes Católicos se echó con el cadáver de su marido a los caminos castellanos, afectados por una gran epidemia de la peste negra, y dejó el reino en el desgobierno más absoluto. Cisneros, fiel consejero e inquisidor general en tiempos de Isabel «La Católica», intentó en ese momento domar el caos. 
    La peste, que probablemente mató al anterior Rey, campaba a sus anchas por la meseta, mientras la nobleza planeaba ya la mejor forma de aprovecharse de la anarquía. En Toledo se enfrentaron los partidarios del Conde de Fuensalida y los del Conde de Cifuentes. En Ponferrada, el Conde de Lemos asaltó la ciudad a cuenta de una vieja reclamación patrimonial. Y en Andalucía, el Duque de Medina-Sidonia trató de apoderarse de Gibraltar. Las turbulencias previas a los Reyes Católicos estaban de vuelta. 
    Cisneros dio un golpe en la mesa pidiendo orden, pero, al fin y al cabo, la legítima soberana era Juana. Precisaba su autorización para actuar en su nombre, y ella se negaba a tratar con él ni a firmar ningún documento sobre el gobierno del Estado. Y no solo eso. También se negó a entregarle el capelo cardenalicio que los Reyes Católicos habían gestionado en su favor. El todavía obispo escribió a Fernando «El Católico», que se encontraba en sus reinos italianos, pidiéndole su retorno incondicional y que olvidara las viejas ofensas.

Los dos gobiernos de Cisneros

     A la muerte de Isabel, la nobleza castellana había elegido a un extranjero, Felipe I, antes que a él, un aragonés de la dinastía castellana de los Trastámara. El propio Cisneros había dado la espalda a Fernando, que únicamente contó, entre los grandes, con la fidelidad de su primo el II Duque de Alba. Solo el caos que había traído el breve reinado de Felipe I convenció a todos de lo importante de que regresara «ese viejo catalán», como denominaban los nobles castellanos a Fernando de forma despectiva.
    La inactividad política del reinado de Juana terminó en el verano de 1507. Al puro estilo del Séptimo de la Caballería, Fernando «El Católico» apareció en el horizonte de Castilla y ordenó la reclusión de su hija en Tordesillas. El Rey se reunió con su hija, la viuda de España, que aceptó de mala gana acabar con su caravana fúnebre y recluirse en la localidad vallisoletana. Al mero rumor de la llegada del aragonés, la nobleza calmó sus ánimos.

«Pudo entregar a Carlos V intacta aquella formidable Monarquía alzada por los Reyes Católicos»

     Fernando gobernó Castilla hasta su muerte, periodo en el que anexionó el Reino de Navarra a esta Corona y devolvió la estabilidad económica. Cuando falleció el 23 de enero de 1516, el viejo Rey dejó escrito que su nieto Carlos debía heredar los reinos hispánicos ante la incapacidad de su hija Juana y que, de forma temporal, el Cardenal Cisneros debía ejercer como regente de Castilla, mientras el hijo natural del Monarca, el Arzobispo de Zaragoza, hacía lo propio en la Corona de Aragón
     La regencia de Castilla fue un reto asumible para el experimentado cardenal. Pese a nacer hijo de unos hidalgos pobres, Francisco Jiménez de Cisneros contaba con un instinto político asombroso. En su biografía «Carlos V: el César y el hombre», el historiador Manuel Fernández Álvarez destaca como en su breve regencia «pudo entregar a Carlos V intacta aquella formidable Monarquía alzada por los Reyes Católicos». Su mayor reto fue frenar a la nobleza y defender Navarra de un intento de invasión desde Francia a cargo de Juan de Labrit, perteneciente a la casa real depuesta. De igual manera se abortó bajo su gobierno los intentos franceses de alterar la situación de Nápoles y Sicilia.
     Su valía como gobernante y su fidelidad hacia Isabel, Fernando y Carlos quedaba fuera de toda duda. Salvo para Guillermo de Croy, el consejero belga del futuro Carlos I, quien jamás apreció los esfuerzos de Cisneros y ni siquiera le concedió la satisfacción de conocer en persona al joven Rey por el que tanto batalló.
     Cisneros trabajó en las sombras para preparar la feliz llegada del heredero, entre otras cosas neutralizando la facción castellana que defendía que el mejor Rey para Castilla era el hijo pequeño de Juana, Fernando de Habsburgo, nacido y educado en España. El regente, además, se encargó de salvar los obstáculos para que Carlos pudiera ser nombrado Rey, y no gobernador como le correspondía mientras Juana siguiera viva. El inquisidor, acompañado de un fuerte contingente de la guardia regia, convocó en su residencia de Madrid a los nobles para notificarles la petición de Carlos.  
     A los que discreparon les mostró amenazantes que no se trataba de una consulta, sino de la voluntad del Rey. No obstante, entre persuasión y diálogo se buscó una solución intermedia para que madre e hijo conservaran el título.
     Así y todo, con la revoltosa nobleza castellana tramando nuevas maldades, Cisneros apremió a Carlos a viajar cuanto antes a Madrid. No lo hizo hasta pasado un año del fallecimiento de su abuelo. Los malos consejos de la corte carolina le condenaron a entrar en España como un elefante en una cacharrería.
     El joven apenas sabía castellano, porque todos los intentos de Fernando de que aprendiera más sobre la cultura española se toparon/habían topado con el todopoderoso Guillermo de Croy, Señor de Chièvres, que ejerció el puesto de primer chambelán por herencia familiar y se ganó la confianza del adolescente situando, literalmente, su cama junto a su lecho. La idea era que siempre tuviera a alguien con quien conversar si se despertaba a medianoche.
     El resultado fue que ningún otro consejero ejercería tanta influencia sobre Carlos en toda su vida. El Señor de Chièvres, en tanto, fue el responsable de completar la formación política de su discípulo y quien manejó los tiempos en el viaje a España.
     Cuando al fin arribó aquí, en el verano de 1517, Carlos y el Señor de Chièvres mostraron pocas prisas de conocer a Cisneros. Su lenta marcha hacia Valladolid, ciudad señala para el encuentro con el cardenal, fue interpretado en el entorno de Cisneros como una maniobra de Chièvres para que Carlos jamás se reuniera con el anciano. El cronista Alonso de Santa Cruz afirma que la corte carolina estaba al tanto de que el cardenal tenía los días contados: «...del médico que le curaba recibían cada día avisos y hasta qué tiempo podía vivir, según natura...».
     Consciente de que aquel podía ser su último viaje, Cisneros había partido con entusiasmo al encuentro nada más saber de la venida al fin del hijo de Juana. Estando en Roa, apenas a 60 kilómetros de Valladolid, el anciano de 81 años falleció a principios de noviembre aburrido y desesperado por el retraso de la comitiva real.

El plantón al anciano
La ingratitud desplegada por Chièvres fue, no obstante, mucho más allá de dejar morir al anciano sin cumplir su deseo más ansiado. El cardenal recibió una carta en la que Carlos daba por buenos sus servicios, instándole a retirarse a descansar a su Arzobispado de Toledo. El cronista Juan Ginés de Sepúlveda recoge el sentir castellano al ver un final en esos términos para el honrado regente:
«La muerte de un varón así resultó más penosa y preocupante a los castellanos, porque se le consideraba la única persona que con su autoridad y discreción podría guiar las acciones y decisiones de un rey muy joven aún, nacido y criado fuera de España y no educado en las costumbres de los españoles»
     El Monarca consintió las muestras de desprecio sin sospechar lo mucho que iba a echar en falta a un aliado de la altura política de Cisneros. Solo él podía cuidarle de los tejemanejes de la nobleza castellana. Como le ocurriría a Felipe II cuando viajó a los Países Bajos a principios de su reinado, sin saber apenas francés, Carlos fue recibido aquí con bastante recelo a causa de su incapacidad para expresarse en su idioma más allá del saludo protocolario. No le ayudó a aumentar sus partidarios la brusquedad de Guillermo de Croy, que hacía las veces de interlocutor entre Carlos y la mayoría de nobles castellanos y aragoneses, que, a excepción de unos pocos, como el Marqués de Villena o el Obispo de Badajoz, integrados en las filas flamencas, fueron apartados de las esferas de poder. Pues más que un interlocutor Chièvres era un muro.
     En la génesis del reinado de Carlos I y V de Alemania, el principal ministro flamenco, que comprendía España como una vasta operación económica, se dedicó a repartir cargos entre los nobles flamencos que le acompañaban. Adriano de Utrecht recibió el Obispado de Tortosa; Ludovico de Marliano el de Tuy, y el sobrino de Chièvres, el Cardenal Guillaume de Croy, que tenía 20 años, el principal de todos los cargos eclesiásticos: el Arzobispado de Toledo que había dejado vacante Cisneros. «Era mala cosa encolerizar a los curas en Castilla», susurraban algunos con los dientes apretados.
     La Iglesia española no olvidaría fácilmente. Las ofensa a Cisneros estaban frescas durante el alzamiento de los Comuneros, que se extendió entre 1520 y 1521. La revuelta se propagó por la geografía castellana al clamor que los curas lanzaban desde sus púlpitos contra el mal gobierno del Rey extranjero, mientras parte de alta nobleza se abstuvo de tomar partido por ninguno de los bandos a modo de protesta. De aquellos polvos –casi todos– Carlos aprendería importantes lecciones para el resto de su reinado.

@C.Cervera 14/11/2017 01:52h Actualizado: 14/11/17 16:20h




jueves, 9 de noviembre de 2017

LA DE CAFÉ DEL MES DE OCTUBRE 2017


Adios a las “encerradas”. Tertulia 19 de octubre de 2017
      Una semana mas tarde de lo que marcarían las normas a causa de la fiesta del Pilar, nos reunimos once en el Hotel Real de Illescas a las ocho y diez minutos del día de la fecha. Excuso a Antonio pues su dirección se me ha “caído” del grupo de la tertulia en mi correo electrónico. Veré como la recupero. También me ha llamado Victoria diciendo que está prácticamente sin vista pendiente además de diagnóstico. Con deseos de restablecimiento se recomienda a los contertulios que la visitemos y eventualmente la leamos lo que necesite, pues dice es lo que mas echa de menos  
     Después de algunos comentarios sobre los problemas que tiene la edición de libros de escritores no acreditados (va habiendo aquí ya un grupo numeroso), pasamos a comentar como de costumbre los capítulos III y IV del libro de Romo. Del convento Deibiense y la aldea que se formó en su alrededor y que sería el núcleo de nuestro pueblo, según su versión, las únicas fuentes son el Sacro Paladión y, según Felipe. otros dos cronicones también del siglo XVII a los que no parece haya de darse mucha credibilidad. Felipe en cambio dice no parece haber duda de una población visigoda situada en donde ahora se encuentra el campo de golf del Señorío confirmada con el hallazgo del cementerio visigodo del que ya tratamos.
      El propio libro de  Romo se muestra escéptico al hablar del origen de nuestro nombre y no ha habido después descubrimientos en este tema. Lamentamos la ausencia de Juan José que probablemente hubiera aportado algo en relación a ello
     Damos lectura después al Boletín de la Parroquia de Santa María nº 602 que dedica un artículo a los bienes del Convento de las Concepcionistas. Este se ha cerrado dando opción a las monjas a que eligieran su nuevo destino en otros conventos de la Orden. Parece que unas se han ido a Ávila y otras a Toledo, donde dicen encontrarse bien y sobre todo debidamente atendidas por sus compañeras.
     En cuanto a la suerte de los bienes, se dice que corresponde decidir a los respectivos Consejos conventuales donde están las hermanas que se han ido de aquí, salvo los inmuebles cuyo destino es competencia del Convento de Toledo que todavía no ha dicho nada. Se respeta de momento el uso que están haciendo de sendas partes del edificio antiguo (contribuyendo con ello y su rehabilitación a la conservación) las monjas de María Stella Matutina y las Clarisas Franciscanas, estas últimas recientemente incorporadas y alojadas en la vivienda de la “demandadera”
     Felipe, con motivo de la Exposición de FUNCAVE que se va a celebrar inmediatamente, ha tenido ocasion de ver los documentos y objetos que existían en el Convento ahora cerrado y muestra una cierta preocupación por la suerte que puedan correr. Sugerimos a quien corresponda (Ayuntamiento, Parroquia, FUNCAVE, etc.) que se preocupen de que en lo posible dichos documentos y bienes en general del Convento se queden en Illescas  de cuya historia han formado parte durante 500 años.
       Hace constar Pelayo de que se vio casi forzado a realizar la carpintería del alero del Convento, en la última rehabilitación, sin haber llegado a cobrar por ello ni siquiera los materiales. Aprovecha Antonio el cambio de tema, para hacer constar que los números de socio a que se aludía en el acta anterior eran del equipo de futbol de Illescas y la rectifica diciendo que su viaje en ferrocarril  allí citado fue para la inauguración del Servicio Regional de RENFE hasta Talavera, aportando fotocopia del correspondiente billete. Se comenta que ya existe (lo han dicho las redes sociales) una plataforma de vecinos de los municipios de la línea y los sindicatos ferroviarios para que se mejore el funcionamiento del citado ferrocarril. Están celebrando concentraciones en varias de las estaciones y el próximo viernes está convocada precisamente en la de nuestro pueblo.
     Se lamenta que la reunión haya coincidido con la hora de la presentación de un libro escrito por Jesús Manzaneque, amigo de esta Tertulia. Dice Fernando que su esposa Rosa Mari tiene el encargo formal de excusar a los contertulios por su ausencia en dicho acto. Y se entrega a Juan un ejemplar del folleto llamado “Materiales de la Tertulia de Illescas” escrito por Miguel Benítez que comentamos en la pasada reunión para que sea depositado en nuestro Rincón de la Biblioteca.
      Se recuerdan también dos presentaciones de libros: el día 25 uno de la citada Rosa Marí y el día 27, otro de Julián Saudí. Se anuncia también una exposición en los locales de la FUNCAVE sobre la imagen de la Virgen de la Caridad que presentará nuestro contertulio Felipe.
     Juan, en sus excursiones ciclistas, está descubriendo (y fotografiando) múltiples excavaciones de las cerámicas, o de otros orígenes desconocidos , que están habitualmente llenas de agua creando en nuestra reseco paisaje puntos de referencia que podrían ser utilizados para recreo de los vecinos. No parece fácil conseguirlo dada su propiedad privada, su falta de accesos y los riesgos de ahogamiento que pudieran representar. Aun así, pensamos que merece la pena reflexionar sobre ello aun siendo conscientes de que bastantes de ellas estén situadas fuera del término municipal de Illescas.
     Expongo mi opinión de que dados los tiempos que corremos, quizá fuera conveniente incluir mujeres en el Patronato de FUNCAVE, es decir, que también hubiera “seisas”. Me arguye José Jesús diciendo que en los Estatutos de dicha fundación hace no mucho, se introdujo una modificación en ese sentido, si bien como el sistema de nombramiento es por cooptación serán los actuales patronos quienes tendrían que efectuar la correspondiente elección.
     Pelayo dice que recientemente ha ido conmigo a la fiesta de la Merced  de Villaluenga para mostrarme sus trabajos de talla en la iglesia de dicho pueblo. Completo yo la información diciendo que he redactado una nota con algunas fotos sobre esa visita y que la misma se ha publicado en el Blog de la Tertulia y que, además, pude comprobar “de visu” el cariño y la consideración de que disfruta allí nuestro contertulio.
      Habíamos empezado a comentar las hojas de la Tribuna de Toledo que ha traído en distintas sesiones Antonio, cuando el reloj dio las diez de la noche, con lo que, fieles a nuestra tradición de terminar en punto, hubo que dejar el correspondiente comentario para la próxima reunión.
     Esta corresponde el jueves día nueve de noviembre a la hora y en el lugar de costumbre, donde y cuando esperamos veros numerosos.
                                                                                               Fernando Elena Díaz

jueves, 2 de noviembre de 2017

LA RADIOFÓNICA DE OCTUBRE

Otro mes y nuestra habitual tertulia en la radio. Asistimos María Rosal, Félix Sánchez, Fernando Elena, Fernando Alejo y quien suscribe. Sin temas a priori, abrimos boca con "las puches" o "los puches" virtuales aportados por Raquel y una oyente a quien identificamos por la voz (Mary, viuda de Manolo, el de "Los Alvaritos"), y terminamos por subirnos al tren no sin antes comentar las dos últimas presentaciones biblioráficas acaecidas en nuestra biblioteca: Un aliento en tus  manos, de Rosamari Ramírez del Cerro, y Yo, Pecadora, de Julián Saudí Viejo.
¡Ya le estáis dando al Play¡

miércoles, 1 de noviembre de 2017

¿ADECUADO A LA FESTIVIDAD DE HOY?

Hoy no me he sentido inducido por ningún reportaje de Curistoria ni tampoco de mi otra fuente Historias de nuestra Historia. Hoy ha sido un post en Facebook publicado por una amiga asidua en la página No eres de Illescas si ......, gracias Silvia.
El contenido, desconocido para mí (como es habitual dada mi supina ignorancia), me ha inducido a bucear en internet, y de ahí he obtenido imágenes y texto para esta entrada.
                                                                             o-o-o-o-o-o-o-o

El “Beso de la muerte”: La tétrica escultura que simboliza el paso de esta vida a la siguiente

En Poblenou se encuentra una escultura de mármol que muestra a la muerte besando a un joven que está a punto de fallecer. En el cementerio de Poblenou o Pueblo Nuevo, un camposanto fundado en 1775 y ubicado en el barrio del mismo nombre de la ciudad de Barcelona , se encuentra una de las esculturas de mármol más significativas y enigmáticas del mundo: “El Beso de la Muerte”, (“El Petó de la Mort”, en catalán). La escultura representa a la muerte, en forma de un esqueleto alado, plantando un beso en la frente de un hombre joven y atlético, imagen que puede evocar tanto el éxtasis en el rostro del fallecido al dejar este mundo, como la tristeza por renunciar a la existencia en la flor de la vida.



El encargo de la obra fue hecho al taller del escultor Jaume Barba, a quien desde siempre le fue adjudicada la creación de la escultura. Sin embargo, tomando en cuenta que este artesano tenía más de 70 años cuando se realizó, algunos se inclinan a pensar que el verdadero autor fue Joan Fontbernal, yerno del maestro y quien era el escultor más cualificado del taller de la familia Barba.

La pieza conocida como “El beso de muerte”, que según algunos inspiró la película clásica “El séptimo sello”, de Ingmar Bergman, fue un encargo de la familia catalana Llaudet, que hacia el año 1930 perdió a un hijo en plena juventud. Los Llaudet, entonces, para homenajear al joven fallecido, quisieron poner una escultura para su tumba que representase los siguientes versos del poeta Mossèn Cinto Verdaguer que se pusieron en el epitafio: «Mas su joven corazón no puede más; / en sus venas la sangre se detiene y se hiela / y el ánimo perdido con la fe se abraza / sintiéndose caer al beso de la muerte».

El encargo de la obra fue hecho al taller del escultor Jaume Barba, a quien desde siempre le fue adjudicada la creación de la escultura. Sin embargo, tomando en cuenta que este artesano tenía más de 70 años cuando se realizó, algunos se inclinan a pensar que el verdadero autor fue Joan Fontbernal, yerno del maestro y quien era el escultor más cualificado del taller de la familia Barba.
La pieza conocida como “El beso de muerte”, que según algunos inspiró la película clásica “El séptimo sello”, de Ingmar Bergman, fue un encargo de la familia catalana Llaudet, que hacia el año 1930 perdió a un hijo en plena juventud. Los Llaudet, entonces, para homenajear al joven fallecido, quisieron poner una escultura para su tumba que representase los siguientes versos del poeta Mossèn Cinto Verdaguer que se pusieron en el epitafio: «Mas su joven corazón no puede más; / en sus venas la sangre se detiene y se hiela / y el ánimo perdido con la fe se abraza / sintiéndose caer al beso de la muerte».
Illescas, 1 de Noviembre de 2017 -  Bailón

miércoles, 11 de octubre de 2017

PELAYO EN PEJINES

Pegines (o Pejines si hago caso a Google) es como se llamaba antiguamente el pueblo de Villaluenga. Y con Pelayo fui a Pejines el día de su media fiesta, el domingo pasado, celebración de  la Merced. La otra media creo que se celebra el día de San Andrés que es el patrón de la parroquia y que no sé cuándo cae. (*)
 Villaluenga ha cambiado mucho con los avances de la técnica. Antiguamente el polvo de cemento de su fábrica cubría los árboles, las calles y los tejados dándoles un aire uniforme, triste y mortecino. Ahora es un pueblo normal y el domingo lucía el verdor de su calle principal y los colores de sus banderitas de fiesta.
 Nos llevó en su coche Miguel, el hijo de Pelayo y el objetivo era conocer varias de sus mejores obras de arte, y al tiempo comprobar la consideración que le tienen los habitantes del pueblo. Después de la misa solemne nos acercamos a ver los trabajos que hizo Pelayo por encargo de la Cofradía. El primero, que da carácter a toda la iglesia es el retablo del altar mayor, muy conseguido a pesar de la reducida altura en que ha debido desarrollarse. Sencillo, pese a los dorados, es lástima que las pinturas que decoran sus huecos sean de poca calidad y con colores chillones. Con un esquema tradicional, posé un Calvario coronándole que es, ese sí, de Pelayo, y es lástima que se encuentre tan alto para contemplarlo debidamente. Con motivo de la fiesta, dos estandartes impedían la plena visión del conjunto. Fue terminado ya en este siglo y su hijo recodaba las dificultades para manejar sus piezas a una respetable altura.
La segunda foto reproduce el altar donde habitualmente se encuentra la Virgen de la Merced cuya imagen se encontraba por la fiesta sobre la carroza, permitiéndonos centrar nuestra atención en el magnífico trabajo de talla que caracteriza a sus columnas salomónicas y a las guirnaldas que llenan la parte alta del alfiz. En la parte de abajo del altar se identifica a nuestro paisano como autor del conjunto
La última foto corresponde a la parte de abajo de la carroza de la citada Virgen de la Merced, cuyo escudo adorna los ángulos de la plataforma. El dosel, que no hemos podido recoger en la foto, es muy sencillo como corresponde a las cuatro columnillas en hélice que le sostienen. Disimulando la palanca del timón que rige las ruedas, está el escudo de Villaluenga que, como corresponde, tiene el castillo que con el nombre del águila, también representada, ocupaba el cerro donde hoy se yergue la fábrica de cementos de Lafargue.
A continuación participamos en el nutrido ágape que se había preparado para todos los vecinos delante de la fachada del Ayuntamiento, lo que nos permitió conocer a múltiples vecinos que se acercaron a saludarnos y que no paraban de alabar el trabajo que realizó Pelayo en su localidad.
En resumen, una mañana muy agradable y que nos permitió valorar más la personalidad y la obra de nuestro convecino.   
Illescas, 30 septiembre 2017
  Fernando Elena Díaz 

(*).- Fernando no conoce el dicho: dichoso mes, que empieza por los santos y termina con San Andrés.

viernes, 22 de septiembre de 2017

LA DE CAFÉ DE SEPTIEMBRE, RETRASADA AL DIA 20

Venid por favor a la próxima tertulia el día 19 jueves. Gracias
 Atrasada en honor de Lucia Illescas. Tertulia 20 septiembre 2017


          Se celebra en el comedor del sótano del Hotel Real de Illescas, a las 20 horas del día indicado (en lugar del día catorce que hubiera correspondido) para que pueda asistir la contertulia citada, de paso por aquí. Empezamos felicitándola por su reciente condición de abuela, estando ocho, pero se van incorporando contertulios hasta llegar a ser trece cuando terminamos. Se ha excusado Victoria por problemas dentales, Miguel Ángel, que ha dicho vendría se llegaba a tiempo de un viaje y Felipe por razones personales. Se comunica a todos que Rosa Mari, la esposa de Fernando, el otro, presentará un libro que acaba de publicar, en la Biblioteca el día 25 de octubre.
          Comenzamos hablando de la línea de ferrocarril que sirve nuestra estación, que parece ha tenido un funcionamiento irregular desde que se creó y lo sigue teniendo todavía, siendo de lamentar que el Lusitana Expreso que va a Lisboa ha sido desviado por Salamanca y Cáceres, con lo que la nuestra actualmente sólo llega hasta Badajoz.  Cuenta Antonio recuerdos infantiles cuando viajó a Talavera por primera vez. Y se añade que en julio del 2009 se aprobó el proyecto de prolongación hasta aquí de la línea de Cercanías que ahora se queda en Humanes.
          Pasamos a continuación a examen de todos, un ejemplar del folleto que aporta Miguel que por fin ha terminado así el Índice del Libro de Romo, que comenzó hace más de tres años. Dice que estaba algo avergonzado pues no conseguía cumplir su compromiso y que a raíz del homenaje [1]decidió hacer un esfuerzo. Ha  dedicado a la tarea una buena parte de su descanso veraniego y no es de extrañar, pues son 192 páginas tamaño cuartilla con mucha información. Además de indicar en cada entrada situada por orden alfabético la página correspondiente donde se tratan las palabras significativas en el libro de Romo, incluye en bastantes casos citas de lo aportado sobre el tema en la tertulia, indicando en estos casos las fechas de las actas correspondientes. Se le agradece encarecidamente el esfuerzo que multiplica la eficacia de nuestros debates y se decide que cada contertulio que quiera un ejemplar, a 7,5 euros (precio a que resultan la impresión y encuadernación) lo diga para retirarlo después a su comodidad donde trabaja Maribi. La tertulia pagará cuatro ejemplares para regalarlos a Romo, Luci y para el Rincón.
          Tratamos de la conveniencia de incorporar a la tertulia a alguna de las hijas de Romo con lo que quizá fuera más fácil conseguir los documentos que pueda tener Romo en su casa relativos a la elaboración del citado libro.
          María Luisa, algo dolida por lo que considera una omisión de Romo al hablar de los mantos de la Virgen, recuerda que el último, que se elaboró por las monjas “encerradas” financiado por suscripción popular, fue gracias a una iniciativa suya. Recuerda también que la cruz de madera pintada de verde que coronaba el arco de entrada al Santuario, se encuentra recogida en su casa desde que fue sustituida por la actual cruz de hierro forjado que hay en la hornacina donde estaba la original.
          Se comenta la simpática y original iniciativa de los urbanizadores del polígono de la Veredilla que han decorado con cepas la zona de acera delante de las fachadas de las industrias, cepas que, probablemente por haber sido regadas, han producido ya su cosecha de uvas, como nos comunicó Juan tras uno de sus recorridos en bicicleta.
          Hablamos después de la noticia aparecida en la prensa sobre la creación de un equipo de futbol constituido íntegramente por coreanos que han venido a habitar aquí y que se ha inscrito como filial del Illescas C.de F.,  y alguien aporta que debe obedecer a una iniciativa de Rubén, ex-alumno de la escuela de futbol del Real Madrid y  antiguo funcionario municipal que ha estado trabajando como entrenador en China y posiblemente también en Corea. Se intentará completar la información.
          Tengo recogido en mis notas que a Antonio le fue asignado al afiliarse el número 598 y actualmente le corresponde el número 25, lo que indica la decadencia de la institución, pero ahora, al redactar, no consigo acordarme de cuál era precisamente la institución aludida. Se ruega apoyo para recordar.
          Se dice a continuación que el periódico de nuestra parroquia “Ave María” publica una carta en la que le superiora de las Concepcionistas a nivel de España explica la marcha de Illescas de las llamadas “monjas encerradas”, dado lo avanzado de la edad de las pocas hermanas que quedan y lo inútil de los esfuerzos realizados para incorporar al Convento sangre nueva de África y Latinoamérica. Maribi que es quien completa la información, dice que parece que nuestras monjas irán a conventos de Ávila y Toledo. Dicha superiora radica en Murcia de donde han venido hace meses tres monjas para convivir con las nuestras, obedeciendo una decisión del Vaticano. Ignoramos si se mantendrá el culto en la iglesia y la suerte que correrá el edificio del Convento, el más antiguo de los documentalmente datados de Illescas.
          Personalmente he intentado documentarme sobre las normas que rigen en el Concurso de Bandas de Música de Kerkrade, en Holanda, concurso que ha ido aumentando su prestigio considerándose hoy como una especie de campeonato mundial y donde la nuestra, de la Asociación-Fundación Manuel de Falla, ha obtenido una puntuación de 94,2 (segundo puesto en su categoría) y al tiempo una medalla de oro, lo que se considera contradictorio. Mis intentos a través de las publicaciones en Internet han resultado inútiles. Seguiremos intentando aclarar este extremo, dejando en todo caso clara la satisfacción de la tertulia por lo que es un importante éxito de nuestros convecinos.
          También me permito hacer notar que el exagerado tamaño del número 500 en los carteles anunciadores de la Feria en honor al centenario de la muerte de Cisneros puede prestarse a equívocos, ya que este año también se conmemora con la misma cifra la primera actuación de Lutero para iniciar la llamada Reforma protestante que, a nivel de historia mundial, tiene una repercusión mayor que el fallecimiento de nuestro cardenal. En la realidad cercana, hay que destacar el documentado artículo de nuestro contertulio Felipe en el folleto programa de fiestas que contribuye a compensar la escasez de rigor en los actos con que estamos celebrando el citado centenario.
          A la hora de pagar las consumiciones las dificultades de redondeo dejan un saldo neto a favor de nuestro fondo económico de 3 euros. No recuerdo si tratamos explícitamente la coincidencia de la fecha de la próxima tertulia con la fiesta de la Hispanidad. Yo he interpretado (y he creído recordar que algo se dijo) que la solución podía ser trasladarla al jueves siguiente día 19 de octubre y para esa fecha os convoco en el lugar y hora habituales. ¡¡ Venid numerosos !!
Fernando Elena Díaz




[1]El día 29 de agosto se dio cumplimiento al acuerdo municipal por el que se dedica la calle de la Lechuga, a Francisco de Romo que vive en ella desde los años 70', con un sencillo acto de homenaje.

LA RADIOFONICA DE SEPTIEMBRE

Adelantada en fecha mensual y semanal para hacerla coincidir con la breve estancia en Illescas de nuestra contertulia Lucy en su segunda visita a España.
Hemos retrasado a fecha de hoy la tertulia de café, para así dar la bienvenida a Luci en la radiofónica, y el adiós en la de tarde, pues mañana mismo regresa a Bon, su ciudad de residencia,
Faltan unos segundos al principio de la grabación que por error no fueron grabados.
Seguimos sin concienciarnos instintivamente de la necesidad de aproximarnos a los micrófonos, por lo que en ocasiones no se nos oye muy bien. Somos jóvenes y nos acostumbraremos.

lunes, 11 de septiembre de 2017

EL DESASTRE NAVAL DE LA HERRADURA

Como en múltiples anteriores ocasiones he manifestado, mi ignorancia es tal, que ruego perdonéis si muchas de las curiosidades e historias que publico con la intención de que despierten el mismo interés que han despertado en mi, os resulten tediosas por ser quizás ya conocidas. Ésta. no recuerdo haber leído nunca nada sobre ella.

El desastre naval de La Herradura


Al entrar en La Herradura, Granada, se observa una gran escultura de bronce en el paseo de la playa. Es el monumento a los que perdieron la vida en un día aciago. La profunda bahía de La Herradura esconde los restos de 25 naves de la Armada española y miles de personas. El desastre naval de La Herradura ocurrió el 19 de octubre de 1562, provocado por una tormenta sin precedentes en la zona.
El 18 de octubre, 28 galeras, cargadas de víveres, soldados y sus familias zarparon bajo el mando de don Juan Hurtado de Mendoza y Carrillo, capitán general de Galeras en el Mediterráneo. Mendoza fue uno de los marineros más experimentados de la época, y sirvió durante el reinado de Felipe II, que en aquella época consideraba el control del Mediterráneo como primordial en su defensa ante la creciente amenaza del imperio otomano.
         Monumento en la playa de La Herradura en honor de los que perdieron la vida
Una fuerte tormenta tomó la flota por sorpresa, por lo que Mendoza decidió cubrirse en la profunda bahía de La Herradura, retrocediendo desde Málaga. Se trata de una bahía que se abre hacia el suroeste. Pero en la mañana del 19 de octubre, la tormenta regresó inesperadamente, ahora soplando desde el sur. Esto hizo que los barcos colisionaran unos contra otros, así como contra el acantilado.
25 de las 28 galeras se hundieron y algunas fuentes hablan de casi 5000 personas muertas. Los 3 barcos que sobrevivieron: La Soberana, Mendoza y San Juan, buscaron refugio en la cala de Los Berengueles. Los otros quedaron en el fondo del mar, junto a los miles de tripulantes. Unas 2000 personas consiguieron escapar nadando hacia la costa. Muchos de ellos eran esclavos de galera, porque tenían poca ropa y mejor constitución física.
Este suceso fue un verdadero desastre para la Armada española, que acababa de sufrir una terrible derrota en la batalla de Djerba. Sin embargo, Orán y Mazalquivir fueron defendidos con éxito ante los otomanos.

Con tantos muertos, este trágico acontecimiento se convirtió en uno de los naufragios más famosos sufridos por el reino español. Tanto es así que fue mencionado incluso por Miguel de Cervantes en el Don Quijote: “…que era hija de Don Alonso de Marañón, caballero del pueblo de Santiago, que se ahogó en La Herradura…”.
La ubicación actual del naufragio es un misterio absoluto; y localizar parte de él todavía sigue siendo un sueño para muchos buceadores ávidos de descubrimientos. Durante la historia española nunca se habían hundido tantos barcos en una área tan pequeña, pero tras más de cuatro siglos y medio de corrientes marinas cambiantes y el deterioro que provoca el agua salada, los tesoros que pudiera transportar la flota aún permanecen ocultos.
Existe poca pero excelente bibliografía al respecto de este acontecimiento, pero nada mejor que acudir a las fuentes originales, las mismas que relataron en su día el suceso, y que el Instituto de Historia y Cultura Naval de la Armada Española nos ofrece:

“ … Don Felipe dio órdenes prestas para poner en astillero las quillas de otras tantas que reemplazaran las perdidas, convocando en Barcelona maestranza de todos los puertos de España haciendo traer árboles de Flandes, remos de Ñapóles, arcabuces
y picas de Vizcaya; y mientras la fábrica avanzaba por sus pasos, agregó a la escuadra de galeras de España, de D. Juan de Mendoza, algunas genovesas, juntando 28, reforzadas con 3.500 infantes para atender preferentemente la costa de Valencia y la plaza de Oran, amenazadas. A la última había de acudir primero con municiones, y ya que las había embarcado en Málaga, dio pasaje a mujeres y familias enteras de soldados, admitiendo en la Capitana dos niños pequeños, hijos de D. Alonso de Córdoba, conde de Alcaudete, nietos de D. Martín.

El 18 de Octubre de 1562, concluida la faena, empezó a soplar mansamente de Levante, viento para el que la playa de Málaga era desabrigada y peligrosa. Sabíalo muy bien D. Juan de Mendoza, criado en las galeras al lado de su padre D. Bernardino. Conociendo las condiciones de la costa, determinó salir de allí sin dilación y fondear en La Herradura, que es un ancón situado 40 millas al Oriente, con excelente resguardo de tal rumbo, experimentado por don Juan en dos ocasiones en que salvó la escuadra refugiándola en aquel abrigo.
Aunque contra el viento fuerte bogaron desde las dos de la noche hasta las diez de la mañana siguiente, el lunes 19 se aseguraron con dobles amarras en precaución del temporal que amagaba; mas no descargó la mayor furia de Levante, como se temía; a la media hora de ventar por este lado rondó hacia el Sur con tal violencia que no dio tiempo a levar otra vez, encontrándose las galeras sin el reparo que buscaban, batidas abiertamente.
Empezaron a chocar las unas con las más próximas, haciéndose pedazos; visto lo cual, en algunas, por salvar las vidas, cortaron los cables, dejándose ir la playa donde fueron sorbidas de la mar con la gente despedazada por la resaca o por los remos y objetos mil flotantes que en su furia movía un cabo y otro.
Don Juan estaba en la popa con una marlota roja, ceñida una tohalla, un zaragüell largo de raso pardo. Animaba a la gente, y más que nada se ocupaba de la vida de los dos niños que le estaban confiados. Al caer al agua quiso nadar; pero el golpe de un madero en la cabeza le aturdió y le echó al fondo, suerte que cupo también los niños, D. Francisco de Mendoza, hijo del Marqués de Mondéjar, al veedor Morillo, con otros caballeros, no escapando de su compañía más que el piloto, nueve marineros y trece forzados.
De las 28 galeras, que eran 12 de la escuadra de España; de Ñapóles y de particulares a sueldo de la Corona; del marqués Antonio Doria; de Bendineli Sauli, de Estéfano de Mari, dieron al través, se anegaron, 25, salvándose únicamente tres de la escuadra primera: Mendoza, Soberana y San Juan.
La pérdida de gente es difícil de estimar y fluctúa entre 2.500 y 5.000 personas, ya porque en unas no se cuentan las mujeres, ya porque otras hacen caso omiso de los infelices remeros forzados. En lo que andan conformes es en lamentar la muerte del General, porque fue de los valerosos que las galeras de España tuvieron, no habiéndose quedado atrás en la reputación heredada de su padre.

< ¡Ay Dios; felices los que plantan coles! >
Referencias: Instituto de Historia y Cultura Naval, tomo 2 volumen 3 -Naufragio en la Herradura-; AlmuñecarInfo

domingo, 10 de septiembre de 2017

¿UNA MOSCA ASTRONAUTA?

Al parecer así es. He visto en mi correo este artículo de Curistoria, y no he podido por menos de subirlo al blog, dada además, la circunstancia de nuestro estado vacacional en La Tertulia propiciando la ausencia de otros temas más comunes.
o-o-o-o-o-o-o-o-
         Curistoria - Curiosidades y anécdotas históricas


(Lanzamiento de un cohete V2)
     El animal más famoso de los que han participado de un modo u otro en la astronáutica, probablemente, sea la perra Laika. También Ham, el mono astronauta, tiene su papel protagonista en la película espacial, pero ninguno de ellos fue el primer animal en ser enviado al espacio por el humano. Ni siquiera el mono Albert II, que ya voló en 1949. Ese honor le corresponde a la mosca de la fruta, aunque dudo que esos primeros ejemplares tuvieran nombres propios como Laika o Ham.
     En temas científicos la mosca de la fruta, o mosca del vinagre, es un recurso bastante común ya que genéticamente es relevante como primer paso para la investigación, por sus similitudes con los genes humanos. En julio de 1946, poco tiempo después de la Segunda Guerra Mundial, y antes de que comenzara a plantearse de verdad salir fuera de nuestro planeta, un cohete V2, que tenía mucho que agradecer a la tecnología militar alemana del nazismo, fue lanzado al espacio. Dentro de él iban algunas semillas y moscas de la fruta.         El objetivo era conocer los efectos de ese tipo de viajes, de la altura, aceleración, y especialmente la radiación... en las moscas. Y es que las moscas, como nosotros, duermen por la noche, responden a muchas de las sustancias que incluyen los fármacos humanos y, además, se reproducen con mucha velocidad, lo que permite ver los efectos en diferentes generaciones.
     Dicho esto, tenemos que asumir que no hay un punto exacto, una altura a partir de la cual se pueda decir con certeza matemática que comienza el espacio. En cualquier caso, a partir de los 100 kilómetros de altura se puede decir que uno sale al espacio, al menos así lo determina la Federación Aeronáutica Internacional. El cohete V2 que fue lanzado desde Nuevo México el 20 de febrero de 1947, y que llevaba las moscas dentro, alcanzó los 109 kilómetros de altura. Por tanto, las moscas salieron al espacio, y lo que es más importante, volvieron vivas a la tierra. Ningún otro animal, que se sepa, lo había hecho antes.
     Son otros muchos los animales que han sido astronautas, permítanme la palabra, pero eso lo dejaremos para otro día. Hoy es momento de rendir tributo a las moscas de la fruta, pioneras.

Fuente: El pequeño gran libro de la ignorancia, de John Lloyd y John Mithcinson

jueves, 31 de agosto de 2017

UN MERECIDO HOMENAJE A ROMO; ALMA DE LA TERTULIA DE ILLESCAS

Artículo copiado íntegramente del publicado por Wilfredo Mariñas en el grupo de Facebook "Illescas Village"

  
Se me ocurrió escribir sobre la guerra civil, a su paso por esta villa, pero residía en ella tan solo dos o tres años y la biblioteca local me proporcionó un grueso libro titulado “La historia de Illescas”, muy poco se relataba sobre ese episodio tan trágico y al ponerme en contacto con su autor me lo justificó en tono sereno, —no lo hice y a propósito, no quería abrir heridas que aún no cicatrizaban—, ¡después de casi ochenta años! Tal era su sensibilidad y respeto por los bandos que en política aún hoy se alinean de un lado u otro. —Necesito de sus recuerdos pues pretendo escribir sobre ella—. Le planteé temeroso mi requerimiento. Los sábados de diez a una de los siguientes cinco meses, con la paciencia de Manoli su esposa, libreta en mano tomaba apuntes de sus recuerdos, de aquel niño que entre once o doce años discurría entre republicanos, nacionales y alemanes que en vorágine de muerte transitaron aquel otoño de 1936. Luego todas esas anotaciones se confirmaron en mis investigaciones ya en la Biblioteca Nacional, y de aquellos recuerdos mi primera novela: “Illescas 21” y para quienes la hayan leído Paquito, el niño que corre entre nacionales escondiéndose entre cuevas cada vez que los proyectiles del quince y medio silbaban en busca de las posiciones a extramuros de los republicanos es mi pequeño homenaje a este illescano que como pocos siente la pasión de la historia en su venas, generoso en la entrega de su tiempo libre, disfruté al verle compartir su pasión y por ello me emociona este homenaje que el ayuntamiento de esta villa le concede: dedicarle a don Francisco Romo de Arce Torrejón aquella calle donde está su casa, donde generosamente los sábados me abría sus puertas y sus recuerdos.
Algunos de los componentes de La Tertulia de Illescas le acompañamos en tan emotivo acto.

jueves, 17 de agosto de 2017

EL COMIENZO DEL CALENDARIO GREGORIANO

Aplicando el refranero español traigo el que dice “Quien calla otorga”, y viendo que nadie objeta nada en contra a mis últimas Entradas (aunque tampoco nada a favor) me he animado a subir este nuevo artículo de la página Historia de nuestra Historia, también interesante, y aunque es tema sabido, también es tema seguramente olvidado.

El 15 de octubre de 1582 el tiempo cambió. La gente de varios países europeos se acostó y despertaron diez días más tarde.

La razón fue que algunos de los principales países católicos del continente, entre los que estaban Italia, Portugal, Polonia y España, pasaron del calendario juliano al gregoriano.
El calendario juliano había sido el calendario oficial de Europa desde su implantación por Julio César en el 45 AC. Aquella forma de medir el tiempo era bastante precisa. Constaba de once meses con treinta o treinta y un días y febrero, que se componía de veintiocho días, o veintinueve en años bisiestos. Este calendario sólo difería del calendario solar real por once minutos y medio al año. La inexactitud minúscula podría parecer irrelevante, pero a principios del siglo XVI Europa ya tenía un “retraso” de diez días.


Esta brecha creciente entre el calendario solar y el Juliano tuvo que ser resuelta por razones prácticas. Las cosechas y las fiestas religiosas asociadas a ellas se realizaban sobre una base estacional. De hecho, Europa, todavía una sociedad principalmente agrícola en este punto de la historia, basaba su existencia alrededor del paso de las estaciones. Si la separación del calendario hubiera continuado, las fechas para las cosechas y los festivales habrían tenido que ser revisadas. 

En 1582 el Papa Gregorio XIII ordenó avanzar el calendario diez días, para corregir la discrepancia con el calendario solar. Además, se pusieron en marcha nuevos sistemas para reducir las imprecisiones del calendario. Los principales cambios fueron las reglas para determinar los años bisiestos. Además de un año bisiesto por cada cuatro, los años que también eran divisibles por cien no serían ya años bisiestos, a menos que también pudieran dividirse por cuatrocientos. Esto significó que años como 1700 y 1800 no eran años bisiestos, pero 1600 y el año 2000 si lo eran. El calendario gregoriano podía parecer un poco confuso, pero la fórmula era innegablemente eficaz. Un año en el calendario gregoriano sólo difiere de un año solar en veintiséis segundos. Esto significa que hacen falta 3.323 años para que haya una diferencia de un día entre los calendarios. Aunque el calendario fue impuesto por Gregorio XIII, él fue simplemente el hombre con poder para aplicarlo. Su creador fue Luigi Lilio, un médico italiano, astrónomo y filósofo que murió en 1576, seis años antes de que su calendario fuera implementado.


Esta brecha creciente entre el calendario solar y el Juliano tuvo que ser resuelta por razones prácticas. Las cosechas y las fiestas religiosas asociadas a ellas se realizaban sobre una base estacional. De hecho, Europa, todavía una sociedad principalmente agrícola en este punto de la historia, basaba su existencia alrededor del paso de las estaciones. Si la separación del calendario hubiera continuado, las fechas para las cosechas y los festivales habrían tenido que ser revisadas. 

En 1582 el Papa Gregorio XIII ordenó avanzar el calendario diez días, para corregir la discrepancia con el calendario solar. Además, se pusieron en marcha nuevos sistemas para reducir las imprecisiones del calendario. Los principales cambios fueron las reglas para determinar los años bisiestos. Además de un año bisiesto por cada cuatro, los años que también eran divisibles por cien no serían ya años bisiestos, a menos que también pudieran dividirse por cuatrocientos. Esto significó que años como 1700 y 1800 no eran años bisiestos, pero 1600 y el año 2000 si lo eran. El calendario gregoriano podía parecer un poco confuso, pero la fórmula era innegablemente eficaz. Un año en el calendario gregoriano sólo difiere de un año solar en veintiséis segundos. Esto significa que hacen falta 3.323 años para que haya una diferencia de un día entre los calendarios. Aunque el calendario fue impuesto por Gregorio XIII, él fue simplemente el hombre con poder para aplicarlo. Su creador fue Luigi Lilio, un médico italiano, astrónomo y filósofo que murió en 1576, seis años antes de que su calendario fuera implementado.

miércoles, 16 de agosto de 2017

Machu Picchu, más Datos Fascinantes de la Ciudadela Inca

Probablemente, los contertulios y visitantes de este blog, seguro que más versados que yo en estos temas, consideren carente de importancia este artículo publicado en la página Historia de nuestra Historia. Que me perdonen si es así, pero me ha parecido lo suficiente interesante para figurar en nuestro sitio.


Machu Picchu, la antigua ciudad inca que se eleva por encima del río Urubamba en el Valle Sagrado de los Andes, a unos 50 kilómetros al noroeste de Cuzco, Perú. Se cree que la ciudadela fue construida por el 9º gobernante del reino de Cuzco, Pachacútec hijo de Wiracocha, alrededor del siglo XV. En 1911, Hiram Bingham III reveló su esplendor al resto del mundo. Desde entonces, los arqueólogos han descubierto muchos detalles sorprendentes. Este artículo os trae 11 fascinantes hechos de Machu Picchu como una introducción a este mágico lugar.

1.- Fue un retiro seguro para la realeza
El primero de nuestros datos gira en torno a su ubicación. ¿Por qué eligieron este lugar tan alto? Los incas decidieron construir su santuario a una altura de 2.430 mts al final del famoso sendero Inca. Tal altura proporcionó una fortaleza defendible, con unas vistas del valle del río Urubamba fabulosas.


Algunos defienden la teoría de que el extenso complejo fue la última ciudad Inca. Sin embargo, esta especulación ha sido en gran medida refutada por los descubrimientos arqueológicos posteriores. Es aceptado que habrían elegido utilizar la ubicación con el interés de proteger sus tesoros. De hecho, la mayoría de los expertos hoy en día coinciden en que el sitio era el hogar de la realeza.

2. Su nombre significa montaña vieja
El nombre Machu Picchu proviene del idioma quechua local y puede traducirse como “Montaña Vieja”. El nombre es apropiado porque transmite la reverencia por la naturaleza que los Incas abrazaron. Es probable que los habitantes originarios de esta ciudadela andina consideraran a la montaña como una especie de “anciano” que había observado silenciosamente el paso de los siglos.

3. Los Incas eran grandes Planificadores y Constructores
Los incas estaban muy dotados para la ingeniería. Hay más de 150 edificios separados dentro de la zona de la ciudadela. Estos incluyen lo que los arqueólogos creen que son una combinación de santuarios, templos e incluso casas de baño. El gran número de edificios y la forma en que se presentan son indicativos de una planificación y propósito perfectos. Está claro que los incas dedicaron mucho tiempo al diseño de la ciudad.
Las ruinas contienen unas 3.000 escaleras. Muchas de ellas permiten el acceso a grandes terrazas en la ladera de la montaña que los investigadores creen se utilizaron para la siembra. Era crucial que el santuario fuera completamente autosuficiente. El complejo estaba destinado a ser habitado las 24 horas del día, los 365 días del año. Los Incas no estaban dispuestos a aventurarse fuera de la montaña una vez instalados.

4. Crearon complejos sistemas para el agua
En las ruinas se observa un complejo sistema de manantiales, canales y fuentes. Hasta el día de hoy, los arqueólogos están empeñados en explicar con precisión cómo los incas lograron construir un sistema de suministro de agua tan intrincado. Según el ingeniero y el investigador Kenneth R. Wright, los incas utilizaron un conocimiento avanzado de hidráulica para dirigir el agua a través de todo el lugar. El sistema giraba alrededor de 6 fuentes dispuestas de forma vertical.


Se ha sugerido que el sistema de riego iba más allá del uso del agua para beber y sembrar. Wright también sugiere que la disposición de los canales habría creado un relajante sonido que, siempre presente, pudo haber servido a los propósitos religiosos del lugar.

5. La construcción nunca fue completada
Los investigadores creen que los incas nunca completaron el complejo, lo que alimenta preguntas sobre por qué decidieron dejarlo. El área total es increíble, 32.592 hectáreas. Los arqueólogos todavía están descubriendo nuevas secciones de la ciudad hoy día, y nuevas terrazas se abrieron al público en 2016. La conclusión más significativa que se puede hacer de esto es que los Incas podrían haber pretendido que esta ciudadela fuese la capital de su civilización.

6. El Sol, la Luna y las Estrellas fueron Importantes
De todos los datos sobre Machu Picchu en esta lista, éste puede ser el más misterioso. Los expertos especulan que al igual que la mayoría de las primeras civilizaciones, los incas adoraban al sol. La gran variedad de templos y observatorios situados en el lugar son indicativos de la devoción inca al dios sol, Inti. Según la mitología, Inti era el antepasado primario de los Incas. Los arqueólogos han determinado que las estructuras del templo y los monumentos también sirvieron al propósito práctico de marcar los solsticios y los equinoccios. Su alineación es demasiado intrincada para ser una casualidad.
La adoración del ser humano al Sol, a la Luna ya las estrellas surgió en gran parte debido al impacto que estos cuerpos celestiales tuvieron en su supervivencia. Los incas se beneficiaron de sus observaciones astrológicas en términos de cómo las diversas épocas del año afectaban la siembra y la caza.
 Hiram Bingham, descubridor de Machu Picchu

7. Los edificios fueron preparados para los terremotos
La región peruana que alberga las ruinas es una zona inestable que ha experimentado muchos terremotos. Esto era aun problema antaño como lo es hoy. Los arqueólogos han determinado que los incas diseñaron una manera de colocar las piedras en su santuario que redujo la posibilidad de que sus estructuras se derrumbaran debido a un temblor. Las piedras en los edificios rebotan o “bailan” durante un terremoto de una manera que hace que vuelvan de nuevo a su sitio cuando el evento sísmico ha terminado. Una pregunta curiosa que quizás nunca tenga una respuesta definitiva es, ¿cómo interpretaban los Incas un terremoto en su mitología religiosa? También hay que preguntarse si estos temblores jugaron un papel importante en la eventual salida de los Incas de la ciudadela, aunque esto es menos probable.

8. Los Incas no utilizaban herramientas comunes
El número ocho de nuestros datos sobre Machu Picchu es quizás el más desconcertante. Los Incas eran gente que no usaba ruedas, herramientas de hierro ni animales de tiro. Por lo tanto, la construcción de la ciudad es un misterio que los investigadores aún no han sido capaces de resolver de manera concluyente. ¿Cómo logró el pueblo inca mover los bloques de piedra? Este hecho ha impulsado en gran medida la antigua teoría de los astronautas, que sostiene que los incas tenían ayuda más allá de las estrellas. Es la hipótesis más heterodoxa -ya sabéis que en HDNH lo somos-:), pero no parece que fuese así. Sin embargo, al igual que ocurre con las herramientas de los egipcios, sigue habiendo más dudas que certezas.

9. Hiram Bingham se llevó algo que no era suyo
Después de su descubrimiento de las ruinas, Bingham volvió dos veces con el propósito de unas excavaciones que el gobierno peruano autorizó. El estadounidense abandonó el país con innumerables artefactos incas que técnicamente pertenecían al Perú. Él dio éstos a la universidad de Yale donde permanecieron en una colección del museo hasta 2010, año en que la universidad acordó devolver los artículos después de una larga batalla legal.

Muchos están convencidos de que algunos objetos preciosos de la ciudad inca pudieron haber ido a parar a la colección privada de Bingham. A menudo referido como el Indiana Jones de la vida real, Bingham vivió en una época en la que apenas había leyes y restricciones en los hallazgos arqueológicos.

10. La razón de porque se fueron es un misterio
Ninguna lista de datos sobre Machu Picchu estaría completa sin hacer esta pregunta. Nadie lo sabe con certeza. Los eruditos han formulado muchas teorías a través de los años. Sin embargo, una de las más interesantes puede ofrecer una explicación más mundana que mística. Algunos investigadores creen que fue un brote de viruela que diezmó a la tribu Inca a principios del 1500. Otra teoría propone que hubo una guerra civil que los obligó a salir.

11. La invisibilidad salvó la ciudadela
Los conquistadores españoles vencieron a los Incas, y también destruyeron muchos lugares, sin querer o queriendo. Sin embargo, este lugar permaneció prácticamente intacto. La razón de esto es que la ubicación geográfica de la ciudad la hizo en gran parte invisible a los que pasaban por el valle río abajo. Cuando Bingham hizo su descubrimiento con la ayuda de los lugareños, la vegetación había vuelto aún más difícil encontrar el santuario. Hoy, sigue habiendo muchas áreas inaccesibles en zonas en las que hay estructuras.

Esta lista de datos de Machu Picchu es sólo una pequeña muestra de los muchos detalles increíbles de esta ciudadela Inca. A medida que sigamos aprendiendo más acerca de los misterios de los incas, continuaremos maravillándonos por esta gran cultura.